Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Fairy Tail RPG {Afiliación Normal}
Dom Oct 04, 2015 12:57 pm por Invitado

» Pearlhook University (Normal)
Sáb Mar 28, 2015 9:28 am por Invitado

» Reglas Generales.
Sáb Ago 09, 2014 4:13 pm por Zoé

» -Apertura- Heroes of Xandor {Afiliación Normal}
Miér Jul 23, 2014 12:38 am por Invitado

» EtherionFairy - Foro de Rol Interpretativo de Fairy Tail • Élite
Lun Jun 09, 2014 8:27 pm por Invitado

» Un mensaje para mi hermano Gemelo
Lun Jun 02, 2014 10:54 pm por Mystogan

» Arvestericks || Afiliacion Elite
Vie Mayo 30, 2014 12:56 pm por Invitado

» Duda sobre mi personaje.
Mar Mayo 27, 2014 7:54 am por Prim

» Magic Academy [Reapertura, Afiliación Élite]
Dom Mayo 11, 2014 8:57 am por Invitado

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 42 el Dom Ago 09, 2015 10:12 am.
  



Hermanos
Élites
Pandora Hearts Rol  Teen Titans New GenerationImage and video hosting by TinyPicOne Piece; New AgeBleachKiefer UniversityPandora: Shin SeikiSurvival PokerTo Aru Majutsu no Index Rolcrear foroAmaranthBleach: Shadow Of SeireiteiCrear foroCrearFairy Tail SekaiEl ultimo cosmosDark Carnival
Fairy Tail The World ha sido configurado y codificado por {Shoei}/Raijin Bishamon para éste mismo foro. Todos los derechos reservados. Éste código es especial para éste foro, por lo que no se puede distribuir, ¡respeta el trabajo ajeno! Pero si lo deseas, puedes hablar con él vía MP en ése foro o en éste mismo, y él verá si te lo entrega o no. Las imágenes fueron sacadas por internet no nos pertenecen, algunas fueron modificadas por el mismo, por lo que nos pertenece está edición a nosotros. Las imágenes fueron sacas de ZeroChan | Google | Deviantart | Weheartit
¡Muchas gracias!

Destrozando el casino || Shizuo Heiwajima

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Destrozando el casino || Shizuo Heiwajima

Mensaje por Kanra 'Izaya' Orihara el Mar Jul 09, 2013 1:31 am

Sus manos recorrieron por completo el celular que tenía en sus manos, y lo guardo en un bolsillo mientras se quedaba observando la entrada con una sonrisa divertida en sus labios, estaba dibujada a un estilo realmente egocéntrico y psicótico. La mujer de cabellos negros que en esos momentos estaban más debajo de su cadera cayendo completamente ondulados se movía al igual que sus pasos en el lugar. La mujer vestía un short de color negro mas debajo de sus muslos y una blusa manga larga ceñida a sus bustos que se notaban un poco, si no fuera por el gran abrigo que estaba en su cuerpo, hacía calor en ese lugar pero a ella le encantaba ese abrigo, el celular comenzó a sonar y lo saco mirando la pantalla, la mujer cerro sus ojos y contesto con una sonrisa.

. Kanra, Kanra aquí~ ¿Allá quien habla? —contesto con su típica voz divertida mientras escuchaba palabras del otro lado. La chica se acomodo en la entrada cruzándose de brazos mientras levantaba el rostro para observar el cielo y el techo de aquel edificio —. ¿Mercancía?, que yo recuerdes fue enviada hace una semana; seguramente el clima se congestiono y no ha llegado, o el peor de los casos un gremio legal la ha tomado —cosa que no le agrado para nada. Sus piernas se iban moviendo directo a la dirección cuando se detuvo —, ya te llamo… —escucho su nombre detrás del teléfono y lo guardo en su abrigo ubicándose detrás de un grupo de hombres delante de ella, mas altos y se notaban realmente fuertes, giro lentamente el rostro observando la marca de muchos. ¿Sabertooth?, pensó.

La mujer escucho lo que estaban hablando entre ellos y frunció el ceño, lo sabía, habían capturado a los que llevaban la mercancía y habían sido esos sujetos que estaban delante de ella, saco su celular mandando un mensaje a la persona que la había llamado, mientras sus piernas se movían al ritmo de una pequeña melodía que estaba de fondo en el gran edificio. Al llegar a su habitación se lanzo en la cama y comenzó a investigar los alrededores como siempre hacia. Miro debajo de la cama, en el balcón e incluso llego hasta la playa, con sus manos metida en los bolsillos disfrutando del sol.

La noche cayó y se fue directo al casino, seguramente pescaría un pez gordo en ese lugar; una sonrisa se dibujo en sus labios y comenzó a caminar por todo el lugar que no había tanta gente, pero igual estaba completamente lleno. Sus piernas se movieron tanto que su cuerpo llego a tropezar con alguien, sujeto su frente y frunció el ceño levantando la mirada encontrándose con un sujeto de cabello oscuro y de piel morena —. ¿Es que no le enseñan a los idiotas a apartarse de la mitad? —pregunto frunciendo el ceño, para luego soltar un suspiro de sus labios y darse la vuelta para irse. Pero detuvo su pie en el aire cuando se sintió que no estaba tocando el suelo, bajo la mirada hacia esta para ver que estaba sobre el suelo, así que giro el rostro observando que con quien se había tropezado la estaba levantando como un insecto. Soy delgada pero no tanto para ser levantada con una sola mano. pensó frunciendo el ceño y giro a ver al sujeto que estaba llamando la atención de ese lugar —. Oye bestia, te ordeno que me bajes —dijo señalando el piso.

El hombre movió su mano y la mando a volar, la chica abrió sus ojos y miro hacia adelante cuando su cabeza choco con otra y cayo completamente sentada en el estomago ajeno. La chica dirigió una mano a su frente mientras se limpiaba una lagrima que bajaba por la comisura de su ojo por el golpe, cuando levanto la vista unos ojos la miraban directamente, y sobre todo al notar a la persona vestida de camarera debajo de su cuerpo.



Shh, guarda mi secreto:



Shizu-chan~:






avatar
Kanra 'Izaya' Orihara
Rango SS
Rango SS

Mensajes : 53
Edad : 21
Localización : ✡ Kan: Aquí estoy, buscando la forma de fastidiar a Shizzu-chan~ || Iza: Investigando cosas para mi pequeña mente~
Empleo /Ocio : ✡ Informante || Iza: El odioso informante, el cual odia Shizzu-chan~
Humor : ✡ Ahahahahahahahahahahahahahahahahahahaha!

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Destrozando el casino || Shizuo Heiwajima

Mensaje por Shizuo Heiwajima el Mar Jul 09, 2013 1:55 am

El rubio tenía problemas personales eso se notaba, cada día su irá hacía las demás personas por el tema de enojo se elevaba de una manera muy notoria, cuando su cabeza bajaba por aquellos lados, en un especie de lugar viendo el mar esté quedaba observando el mar de una manera algo totalmente tranquila, mientras cerraba sus ojos y el sol brillaba de una manera algo totalmente épica y el aire tocaba su rostro moviendo sus pelos salvajes, en esos momentos una sonrisa se largaban del rubio de una manera algo totalmente iluminarle el día. Algo que amaba mucho eran las peleas honestas, pero una tranquilidad abierta era algo total mente bella de experimentar y más por aquellos lados. Luego después se dirigió a su casa donde obviamente no parecía ser el mejor lugar para comenzar todo. Su mente se volvió oscura pero total mente tranquila tenía muchas cartas de quejas sobre las destrucciones más comunes que había echo en la mitad de todos sus trabajos cómo todos los demás. Porqué tenía la popularidad de entrar a un lugar y poder destruir todo con su fuerza bruta, tanto que podría causar miedo de una manera totalmente poderosa y con mucho miedo hacía la persona que está al frente.

Esté tenía muchas cartas del consejo, pero alguna que otra se la pasaba por el culo por así decirlo que no le importaba mucho. Su mente quedo total mente fría por el agua que había bañado mientras andaba desnudo en su casa, esté andaba con una toalla en su cabeza mientras no pensaba nada, mientras allí se había terminado de bañar, mientras se ponía su ropa habitual de camarero que siempre tenía un montón de ropa de ellas y siempre eran las mismas. Su mente quedo total mente fría por el agua que había bañado mientras andaba desnudo en su casa, esté andaba con una toalla en su cabeza mientras no pensaba nada, mientras allí se dirigía en su gremio una manera habitual buscando trabajo para la paga y tener el mes pagado por así decirlo. Algo no tan estúpido algo movido después de todo tendría que ser así. ¿Porqué tener tanto problema por ello? La verdad no la pensaba tanto el rubio escogería una misión algo peligrosa y que sirviera su fuerza bruta después así no tendría quejas de nada y podría destruir todo lo que quiera.

Había una misión que le había llamado la atención sobre un casino obviamente esté sería el mejor lugar para poder trabajar, suponía luego de acomodar sus lentes azules para luego agarrar la foto donde tenía que atrapar algunos delincuentes que robaban a los que entraban allí además de tener magia de poder hacer mover el cuerpo humano por así decirlo. El rubio lo tomo como un especie de pelea personal y fue para aya rápida mente mientras, lo confundieron con un trabajador de aya llegando a Akane Resort esté fue puesto a trabajar mientras allí apostaban el rubio hacía todo tranquila mente mientras esté luego fue por su descanso. ¿Había conseguido dos trabajos?, vaya esto era algo de suerte para el rubio, tendría doble paga al parecer, pero no había mucho que decir el lugar estaba muy tranquilo, al parecer hoy no vendrían esos sujetos además de que esté lugar era movido por así decirlo y estaba llena de gente con dinero después de todo esté lugar es de primera no podría a ver gente pobre. Esté lugar era para gente “rica” con mucho dinero. Su mente quedo allí, era grandioso no se había enojado mientras sacaba un cigarrillo y se ponía a fumar mientras esté salía a caminar recorriendo el lugar para hacer un poco de guardia por aquellos lados por si pasaba algo.

Al parecer esté día iba hacer bueno, cuando de repente una chica de pelo negro había caído sobre esté haciendo que se cayera, el cigarrillo aún lo tenía en la boca, mientras esté se acomodaba para pararse y quitarse aquella chica, el pelo de esté rubio quedo total mente tapando sus ojos, mientras quedo observando aquellos que estaban al frente mientras la gente gritaba – oye … gusano… – dijo seriamente mientras abría su boca y esté cigarrillo caía al suelo de una manera lenta y esté lo pisaba con fuerza abriendo el suelo con grietas – La violencia… No es buena… – dijo con una sonrisa sádica y sacaba sus lentes para ponerlo en el bolsillo de su traje de camarero, mientras empezó a golpear aquellos tipos de una manera salvaje y fuerte. Mientras esquivaba las armas que le tiraban de una manera total mente bajo control, mientras algunos golpes que le dieran no daban efecto sobre esté tipo y esté los golpeaba de una manera que destrozaba su físico. El rubio no tenía compasión para nadie, ni para estos tipos.



•Cuando mis guantes estén en mis manos, tu derrota será obvia•

Siento que eres la persona que más odio, pero también la que más podría amar:


Spoiler:

Porqué nadie entender mi forma de ser, jamás podrá estar conmigo:
avatar
Shizuo Heiwajima
Rango SS
Rango SS

Mensajes : 51
Localización : A ti no te importa donde carajo esté. -Está fumando en su casa- (?)
Empleo /Ocio : Guardaespaldas.
Humor : Ven y compruébalo.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Destrozando el casino || Shizuo Heiwajima

Mensaje por Kanra 'Izaya' Orihara el Mar Jul 09, 2013 2:12 am

Pero que fuerza bruta, pero que poca negligencia y capacidad para controlarse tenía el sujeto que estaba delante de sus ojos. La pelinegra dirigió una mano a su frente limpiándose un poco la sangre del golpe de la frente de ambos mientras observaba con diversión aquella pelea que se estaba efectuando, ese sujeto tenía una magia interesante; tanto que su sonrisa no se quitaba de sus labios, vio que dos cuerpos iban hacia ella y se agacho dejándolos pasar de largo mientras permanecía divertida, observando al rubio con interés. No podía evitar simplemente que la curiosidad creciera en su cuerpo, levanto el teléfono y le tomo una foto, al mismo tiempo que la envió a su cadena de información; necesitaba saber sobre el otro y eso realmente sería interesante. La pelinegra salto encima del cuerpo del hombre que la mano a volar y luego de eso hizo una voltereta en el aire cayendo con sus piernas en el suelo caminando hacia el hombre rubio, la mayoría de los que estaban ahí estaban mirando a aquel sujeto con miedo pero ella no; diversión estaba brotando en sus ojos, el celular sonó y lo abrió revisando aquel mensaje.

Heiwajima Shizuo… miembro de Sabertooth —siguió diciendo la vida del hombre delante de sus ojos caminando hasta colocarse delante de él y amplia una sonrisa —. ¡Como buena persona tengo que agradecerte que me salvaras, Shizzu-chan! ~ Mi nombre es Kanra Orihara, puedes decirme como quieras; después de todo no le tomo importancia a eso pero por los demonios, Shizzu-chan ¡Que fuerza tienes! ¡Ni siquiera pensaste en tirarte contra ellos!

¿Lo estaba haciendo enojar?, eso era lo que muchos podrían definir pero para ella era simplemente un gustico a lo que estaba pasando, su mano se metió en sus bolsillos y sujeto su navaja por si el ajeno hacia algún movimiento contra ella, sus piernas se movieron palpando el suelo con diversión y mirada hacia el hombre rubio que estaba delante de sus ojos, su sonrisa era más marcada y mas divertía, cuando siguieron llegando los mensajes. La mujer bajo la mirada y abrió sus ojos con diversión y volvió a levantar el rostro.

. Al parecer no es la primera vez que destruyes un lugar~ Shizzy-chan —dijo con diversión, mirando hacia los lados mientras volvía a guardar sus manos en los bolsillos y ladeaba el rostro —. Dime… ¿Qué se siente, no tener la capacidad para razonar antes de destruir algo?, Cerebro de bestia —lo quería provocar, lo iba a hacer; después de todo estaría orgullosa de saber hasta dónde llegaba la magia ajena.


Última edición por Kanra 'Izaya' Orihara el Mar Jul 09, 2013 1:44 pm, editado 3 veces



Shh, guarda mi secreto:



Shizu-chan~:






avatar
Kanra 'Izaya' Orihara
Rango SS
Rango SS

Mensajes : 53
Edad : 21
Localización : ✡ Kan: Aquí estoy, buscando la forma de fastidiar a Shizzu-chan~ || Iza: Investigando cosas para mi pequeña mente~
Empleo /Ocio : ✡ Informante || Iza: El odioso informante, el cual odia Shizzu-chan~
Humor : ✡ Ahahahahahahahahahahahahahahahahahahaha!

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Destrozando el casino || Shizuo Heiwajima

Mensaje por Shizuo Heiwajima el Mar Jul 09, 2013 3:00 am

El rubio con poder y brutalidad venció a todos mientras una aura de superioridad subió sobre esté al menos así se sentía cuando era más fuerte. Físicamente de aquel lugar lo era tenía músculos bien marcados y su traje no se había ensuciado mucho. Lo único que había era parte de su sangre derramada y sangre ajena de aquellos tipos que había golpeado. Cuando esté observo cada uno de ellos pidiendo clemencia después de pisarle la mano para luego sonreír y no dar una palabra de ello y lo agarro con decisión para mandarlo a volar destruyendo una pared que había. Estaba marcada la silueta de aquel lugar mientras seguía golpeando aquellos tipos. Mientras agarraba a dos más desde sus pies y lanzarlo. Estos fueron mandados a volar. Que pasaron directo sobre la chica de pelo negro de una manera que también quedó atrapado en una pared y estaba medía destruida por lo que había en aquellos momentos. Esté había acabado con todos, todos de aquel lugar tenían miedo, el rubio dejo una huella grande cómo uno de los más fuertes mientras esté quedaba aún prendido para más, esto no había tomado mucho tiempo en lo más mínimo para esté sujeto que es duro para atacar. Esté había terminado cómo tal debía recibir su paga para luego marcharse de una manera rápida. En el contrato decía que se quería vivo aquellos sujetos. ¿Habría problemas si tenían huesos rotos?, al parecer para esté rubio no le importaba, deberían pagarle si o si después de todo era su trabajo y cómo tal debía terminar esté para volver a su casa a mirar las noticias mágicas que pasaban por aquellos lados. Que mandaban desde una lácrima que se podía ver por tele cómo si fuera algo muy bueno y extraño para cualquiera que no supiera de magia. La verdad algo frustrado por lo pasó y su irá había sido desatada sin darse cuenta. También había destruido casi todo del lugar de por allí.

Esté había acabado con todo, pero al parecer aquella chica se había acercado a esté, no estaba enojado. Obviamente no lo estaba se había tranquilizado en aquel sitio que estaba pero tampoco iba hacer mucho. Esperaría al jefe del lugar que le habían llamado mientras está chica quedo al frente de el, con un objeto extraño al frente que no dio mucha importancia, pero era algo que no se veía todos los días, después de todo era extraño. ¿Un objeto mágico?, podría ser, pero bueno no dí mucha importancia cuando empezó a hablar yo ya me había dado vuelta para caminar y esperar en un rincón cuando está chica, había dicho mi nombre, con un apodo algo insultoso. El rubio se dio vuelta viendo aquella chica con una cara sorprendida, ¿la conocería de algún otro lugar? La verdad las dudas lo tomaron por sorpresa y anduvo algo dudoso, también ella sabía que no era el primer lugar que destruía en efecto había muchos lugares cómo esté.

O tal ves quedaban peores cómo el mencionado, pero bueno el caso es que ella tenía información de mi, ¿pero cómo es posible de ello?, básicamente esto podría ser por las noticias que corren por estos lados, la suerte del rubio iba de mala para arriba mientras está decía malas cosas sobre esté en su cara por así decirlo. Ella sabía la personalidad del rubio algo totalmente extraño pero era obvio por la forma que siempre actúa esté quedo sorprendido, iba a seguir caminando poniendo sus manos en su bolsillo cuando de repente escucho lo del final que había mencionado aquella chica. Esto le dejo una marca profunda y algo tonto, pero al parecer el insulto era algo tonto no daba mucho que decir sobre esto que debía seguir caminando e ignorar esto que había dicho está pequeña muchacha. ¿Pero acaso el rubio era así?, para nada esté se había vuelto enojado pero no tanto cómo lo estaba con aquellos sujetos, algo más “tranquilo” mientras esté golpeaba el suelo dejando una gran grieta y un agujero sobre esté mostrando su furia.

- Vuelve a repetir eso… - fue lo que dijo sin darse cuenta que estaba cometiendo otra ves la violencia y lo que estaba al frente era una mujer, pero no dio mucha importancia no estaba pensando. Nunca lo hacía, el momento de una nueva locura avanzaría ahora.



•Cuando mis guantes estén en mis manos, tu derrota será obvia•

Siento que eres la persona que más odio, pero también la que más podría amar:


Spoiler:

Porqué nadie entender mi forma de ser, jamás podrá estar conmigo:
avatar
Shizuo Heiwajima
Rango SS
Rango SS

Mensajes : 51
Localización : A ti no te importa donde carajo esté. -Está fumando en su casa- (?)
Empleo /Ocio : Guardaespaldas.
Humor : Ven y compruébalo.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Destrozando el casino || Shizuo Heiwajima

Mensaje por Kanra 'Izaya' Orihara el Mar Jul 09, 2013 1:58 pm

Que brutalidad, que fuerza que monstruo. Aquel rubio no dejaba de sacarle aquella sonrisa satisfactoria de los labios de la pelinegra que estaba apreciando como una niña que encontró el juguete perfecto para navidad. No le importaba meterse a la boca del lobo, no en este caso era a la boca del tigre, ¿Qué importaba? Después de todo estaba ansiosa por arrancarle los colmillos a ese tigre que se la tenía demasiado creído. Sus manos jugaban en su cadera y moviendo sus dedos como si fuera un piano, disfrutando de la masacre que estaba viendo, conocía a esos sujetos, ahora que lo recordaba uno de ellos trabajo para Izaya, y lo odio, suponía que al ser la pelinegra y decirle eso lo iba a satisfacer de lo que no le pudo hacer al pelinegro, después de todo ella era él. Cuando el hombre cayó en sus piernas este levanto la mirada suplicando piedad, la pelinegra alargo una de sus sonrisa y se apoyo en el suelo para saltar encima del cuerpo de este y de nuevo saltar al suelo; amaba hacer eso, también romper los celulares de las personas, pero ese era otro asunto. Lo que le importaba ahora era lo que tenía delante de sus ojos, un hombre con una fuerza bruta, ¿Cuánto soportaría?, ¿con cuántos hombres puede luchar y seguir limpio?, era lo que iba a seguir investigando, el celular cerro y la imágenes del rubio y la lucha cayeron en las direcciones de muchas personas; su sonrisa se alargo, el teatro estaba a punto de empezar.

Estaba deseosa de poder probar el poder ajeno, claramente quitándose del medio y observando desde lejos lo que el rubio podría hacer, tenía información suficiente para saciar su curiosidad sobre este pero no tenía la suficiente hasta donde llega su magia, dejar su cuerpo cortado, con muchas heridas sobre este sería tan satisfactorio, su lengua cubrió por completo sus labios al sentirse de esa forma, lentamente comenzó a humedecerlas para ampliar su famosa sonrisa, como le estaba divirtiendo esa escena en esos momentos; al parecer el rubio tenía muchos enemigos tanto que los mensajes de que iban a llegar a aquel casino eran rápidos y eficaces, la mujer solo tenía que entretenerlo un poco antes de que los gremios oscuros invadieran el casino, iba a ser regañada por Kei, por meterse con sus juguetes pero al diablo con todo eso se estaba divirtiendo de sobremanera conviviendo con ese rubio, sus movimientos, sus acciones, sus palabras, cuando perdía el control le hacía verse realmente majestuoso y erguido, ¿Qué clase de hechizo está utilizando, para que esta mujer se enganche mas con hacerlo sufrir?, sin duda no es la persona que está buscando y por la cual se muera por ser utilizada, pero no puede evitarlo, el rubio tiene algo que le molesta y le agrada.

. ¿Qué quieres que repita? —dijo levantando una ceja completamente inocente, con una mirada dulce y brillante —, tal vez que no te guste el apodo… Shizzy-chan o Shizu-chan… no mejor me quedo con Shizzy-chan; es más femenino y más lindo. Pero no creo que te molestes por el apodo, ¿o sí?; si es de esa forma me siento orgullosa de que te fastidie —siguió con sus palabras, la gente de los alrededores miraba incrédula a la mujer que se estaba haciendo pasar de lista con esa bestia, pero vamos; así es divertido. La mujer giro sobre sus pies y comenzó a reír —. O seguramente no te gusto que te llamara cerebro de bestia, ¿era eso?, pero bueno tienes completamente la razón, incluso las bestias tienen el cerebro más desarrollado que alguien que no se controla… ¿Cómo te puedo llamar?, ¿Cerebro de recién nacido?, que solo sirve para cagar, comer y dormir… Oh pero vamos, esos niños no son tan agresivos, solo son fastidiosos —siguió con sus palabras, agrandando mas y mas una sonrisa.

Estaba siendo una bruta, pero le estaba divirtiendo de esa manera, después de todo así era la personalidad de ese sádica mujer. Pero lo que más le gustaba era que estaba llamando la atención, así que si él la golpeaba, ella no iba a sufrir daño alguno porque estaba cubierta de niebla desde los pies, cuando se acerco al ajeno, pero lo otro era que no solo estaban viniendo personas de un gremio oscuro; si no que también los caballeros del consejo. Oh si, se estaba más que divirtiendo. Ella cerro sus ojos ampliando una sonrisa de sus labios, este día iba a ser completamente épico, ver como este sujeto perdía el control y destruyera por completo el casino, después de todo, para esto había venido a esta ciudad; para joderle la existencia a alguien.

Solo un poco mas~, pensó con una gran sonrisa en sus labios Y conoceré el verdadero potencial de Shizzy-chan~ .



Shh, guarda mi secreto:



Shizu-chan~:






avatar
Kanra 'Izaya' Orihara
Rango SS
Rango SS

Mensajes : 53
Edad : 21
Localización : ✡ Kan: Aquí estoy, buscando la forma de fastidiar a Shizzu-chan~ || Iza: Investigando cosas para mi pequeña mente~
Empleo /Ocio : ✡ Informante || Iza: El odioso informante, el cual odia Shizzu-chan~
Humor : ✡ Ahahahahahahahahahahahahahahahahahahaha!

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Destrozando el casino || Shizuo Heiwajima

Mensaje por Shizuo Heiwajima el Miér Jul 10, 2013 11:00 pm

Al parecer estaba en sus días no muy buenos, pensando que hoy sería algo "emocionante" y poder tener una vida común y corriente se iba por el retrete de una manera muy baja, además de que las cosas no salían bien aunque obviamente esto era más una de sus mismas historias cuando tenía que golpear destruir y ser culpado ser alguien que siempre ha estado solo en su vida y manejarse el mismo con sus propósitos de cómo fuera posible, tener la vida que tenía no era algo bella tampoco algo de admirar mientras muchos desearían ser el, el quisiera ser cómo ellos poder estar en una mente sana y no enojarse y perder el control después de todo no era algo bello. Todo lo que le hacía enojar hacía distante de las personas que ama además de ser alguien muy talentoso con su fuerza también puede ser temido y no puede tener nadie cerca además de que detesta a esos sujetos por intentar hacerse pasar de listos, además de que detesta alguna que otra cosa de esté lugar además del olor de esté estaba todo destruido algunas cosas se caían y no parecía que fuera algo muy destruido pero lo estaba, algunos pedazos de pared se caían y algunas cosas se parecía seguir cayendo y haciendo más grietas al parecer aquella pelea, hizo que el 5% del rubio saliera a flote de una manera amenazadora además de ser alguien severo sabe cómo comportarse con todo debido de respeto pero bueno al menos tenía algo que pensar era en irse lo más pronto posible sin más pensarlo, además de que quería al menos regresar a su casa.

Estar en aquella solitaria casa donde nadie lo molestará además el lugar perfecto para esté rubio de una manera total mente alejado de la sociedad y de quién lo moleste, pero debía pagar el alquiler después de todo así debía vivir, desgraciada mente no podía vivirse lejos de la sociedad porqué debe demostrar a su familia de sangre que puede luchar ante todo. Mientras más pensaba aquel rubio aquella chica des graciable estaba al frente además no era lo único que podía saber sobre todo de mi también me hacía enojar de una manera que apretaba con fuerza mis puños, mis ojos parecían el de una bestia apunto de devorar a su victima en cuestión de segundos además de ser alguien total mente con voz repugnante también podría decirse que era una chica que se quería pasar de lista, ¿pero vamos?, cuantas personas encontró así el rubio en sus tiempos, de esos hay en muchos lugares, no hay ningún original. Así pensaba mientras veía aquella chica, sus pensamientos fueron cortos pero decididos no había mucho que pensar dado que no pensaba en muchas cosas, algunas cosas pudieran que tuvieran razón pero bueno esté chico se enojaba por todo, después de todo así es el rubio así pensaba de todo.

Escuchar aquellas palabras insultantes hacía el rubio lo hacía algo total mente loco, pero no había manera que pudiera hacerlo enojar tanto con aquello, está chica debía hacer más para que esté rubio se enojará con más poder y más locura de lo habitual mientras se daba medía vuelta, chicos se encontraban atrás de esté, al parecer eran muchos. Tantos que no sé podía saber porqué venían mientras estos se quedaban viendo mientras provocaban al rubio mientras esté quedo observando aun con los lentes en su bolsillo muchos quedaron observando al tipo, mientras el rubio dio un pequeño suspiro de esté mientras le gritaban además de que querían acercarse para atacarlo de manera bestial.

Pero al parecer algunos eran reconocibles esté le había dado una paliza hace mucho tiempo esté vio a cada uno de ellos mientras estos lo retaban para pelear y le tiraban objetos mágicos que explotaban y también cuchillos cómo otros objetos peligrosos, obviamente el rubio no retrocedía y no hacía mucho efecto en el, apretaba sus puños mientras quedo observando al frente con decisión sobre todo además de que había un poco de viento en aquel lugar. Esté quedo observando uno cada uno, mientras todos corrían hacía al rubio con sus armas y puños para atacarlo, además esté también salió corriendo con furia hacía adelante mientras una guerra se había formado allí, todos contra el rubio y además con objetos peligrosos, al parecer estos venían a matarlo y esté a dejarlos incapacitado o intentar peor aún sin tener que matarlos. Esté golpeaba y pateaba de una manera épica haciendo volar a las demás personas que lo estaban atacando mientras el número disminuía de porcentaje mientras esté seguía con su misma sonrisa que tenía hacía los demás - ¿querían encontrar a la bestia, verdad? - dijo con una sonrisa luego de observar a cada uno de ellos.

Luego de eso bajo su cabeza con una gran sonrisa amplia y sádica observando a cada uno de ellos mientras observaba con una furia a cada uno de ellos de una manera épica - pues preparen para rezar para tener al menos sus huesos - fue lo último que dijo mientras empezó a golpear a cada uno de ellos agarrando sus pies y lanzar lo hacía otros enemigos causando un gran destrucción ante jamás vista en aquel lugar, mientras algunos salían volando la sangre salía a flote de aquel lugar y algunos inconscientes por todo el lugar mientras el rubio acababa uno a uno.



•Cuando mis guantes estén en mis manos, tu derrota será obvia•

Siento que eres la persona que más odio, pero también la que más podría amar:


Spoiler:

Porqué nadie entender mi forma de ser, jamás podrá estar conmigo:
avatar
Shizuo Heiwajima
Rango SS
Rango SS

Mensajes : 51
Localización : A ti no te importa donde carajo esté. -Está fumando en su casa- (?)
Empleo /Ocio : Guardaespaldas.
Humor : Ven y compruébalo.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Destrozando el casino || Shizuo Heiwajima

Mensaje por Kanra 'Izaya' Orihara el Jue Jul 11, 2013 9:19 pm

La mujer amplio una sonrisa en sus labios; cuando sintió que las puertas de todas las entradas del casino caían al suelo; y mas al reconocer a todas las personas que estaban en los alrededores, su mano se estiro un poco y comenzó a salir un poco de neblina de estas que llego hacia la mente de todos los presentes que cayeron desmayados al suelo, mientras la información de estos entraba en su cabeza, su sonrisa se amplió mas, esto realmente sería divertido; gente con dinero y parte de la nobleza de todo Fiore reunidos en ese lugar, cuantos problemas se ganaría no solo el rubio si no todos los de esos gremios, levanto un poco su celular anónimo y mando una imagen a los caballeros del consejo mágico y sonrío al ver la información; era completamente falsa, pero a la vez cierta, típico de esa mujer que camino con elegancia alejándose de la zona de batalla para saltar y acomodarse en la parte de arriba de los casinos donde no había absolutamente nada, después de todo era el VIP, camino para tomar un vaso de jugo y colocarlo en sus labios observando con diversión hacia abajo todo lo que estaba sucediendo, realmente le estaba divirtiendo.

. Quiero ver… hasta donde llegas, Shizzy-chan —aquel susurro salió de sus labios, pero su cuerpo comenzó a ser cubierto por un manto de color gris, y su cuerpo comenzó a cambiar, un pantalón comenzó a ser mostrado desde abajo completando perfectamente a un hombre con fracciones más gruesas y una sonrisa mas retocada. Muchas de esas personas trabajaban bajo la información de Izaya, y por esa información todos estaban en ese lugar. El hombre dejo que el vaso se cayera de sus manos expectante hacia la cabeza de rubio; realmente le iba a emocionar verlo en aprietos para que saliera golpeado, es que su irritación era tan increíble que la mujer, que ahora era hombre le encantaba todo eso.

¡Es Izaya-san! —el grito de uno de los hombres que señalaron arriba dejaron ver la figura del hombre que tenía una navaja en sus labios disfrutando del espectáculo; la mayoría que lo vieron sacaron sus armas y se lanzaron contra el rubio, no era mentira aquella información, el hombre metió sus manos en el bolsillo junto a la navaja para seguir y observar el espectáculo; el celular del hombre sonaba cada segundo, pero su expectativa no lo dejaba voltear hacia otra parte, estaba disfrutando de cada corte, cada golpe, cada sangre derramada por parte de los dos bandos, el bando de la bestia amarrilla y el bando de los gremios oscuros; como amaba armar esos escándalos; alguno de los dos bandos no iba a salir influenciado por eso; pero le estaba divirtiendo de sobremanera.

Los labios del chico se abrieron un poco y su lengua empapo estos lentamente, escuchando como los huesos de esas personas se estaban rompiendo, su ojo comenzó a moverse en una situación desesperada y su pupila comenzó a tomar la forma de un numero japonés “三” fue el que comenzó a aparecer, sus manos se movieron hacia arriba y el lugar no solo se lleno de hombres que atacaban al rubio si no a bestias grandes con forma de diferentes animales, serpientes, leones y tigres que se lanzaron solamente contra el rubio.

¡AHAHAHAHA! —la sombría risa del hombre resonó en todo el lugar, observando cómo los animales entre mas eran vencidos mas aparecían de todas partes, serpientes enredándose en sus piernas y no solo en esas si no en la de los hombres que estaban más cerca, era un caos en ese lugar; no podía evitar poder divertirse, sus manos sujetaban fuertemente el barandal y de sus labios una sonrisa refrescante aparecía en estos, se estaba divirtiendo estaba amando esas situación; estaba amando mas a los humanos —. Como pueden ser tan estúpidos, como pueden dejarse influenciar por la violencia… los humanos son tan interesantes, como los amo… amo a los estúpidos e idiotas humanos ¡realmente los amo! —sus ojos se cerraron y su risa comenzó a sonar en todo el lugar, sus ilusiones reales estaban amenazando a todos los que estaban abajo, tanto así que su risa invadía todo el casino; amaba estar en esa condición; amaba todo eso que estaba pasando la risa seguía invadiendo aquella zona y su mirada se dirigía hacia el rubio, ese rubio que no podía evitar dejar de mirar, Kanra realmente estaba sintiendo un odio y un apego por hacer sufrir a una persona, y todo paso con ver su fuerza.  

La puerta del casino se abrió, y por ella comenzaron a entrar los soldados del consejo, la risa del hombre seso, mas sin embargo, observo con curiosidad la aplastante mirada de todos los miembros, y su mirada se dirigió exclusivamente a esos y luego al rubio, lo que iba a venir iba a ser completamente divertido —. ¿Qué harás Shizu-chan?, golpearas a los soldados también por perder el control… o te detendrás y dejaras que te maten todos —pregunto colocando una manzana en sus labios y mordiéndola.



Shh, guarda mi secreto:



Shizu-chan~:






avatar
Kanra 'Izaya' Orihara
Rango SS
Rango SS

Mensajes : 53
Edad : 21
Localización : ✡ Kan: Aquí estoy, buscando la forma de fastidiar a Shizzu-chan~ || Iza: Investigando cosas para mi pequeña mente~
Empleo /Ocio : ✡ Informante || Iza: El odioso informante, el cual odia Shizzu-chan~
Humor : ✡ Ahahahahahahahahahahahahahahahahahahaha!

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Destrozando el casino || Shizuo Heiwajima

Mensaje por Shizuo Heiwajima el Lun Jul 22, 2013 6:00 pm

Al parecer algo así era algo bastante brusco para todo además de que al parecer esto parecía ser un tipo de especie de manipulación por parte de una persona, además de que andaba enojado y no podía tener más que un sentimiento de odio, en verdad me hacía mal enojarme y estar cómo estaba, mientras cuerpos volaban y eran golpeados cómo pateados y se destruía el lugar, la verdad era algo que no quería desde niño era algo grave y jamás quise hacerlo además de que era algo muy tonto, la verdad era algo que jamás quisiera que pasara y pasó, mi enojo subió un nivel critico pero aún así no peleaba con todo mi poder aunque bueno las cosas seguían pasando de aquí a aya mientras algunos estaban volando y siendo destruidos algunos seguían peleando y atacando me mientras ningún ataque hacía mucho daño simplemente pequeños rasguños y además de que mi cuerpo era resistente además de ser algo totalmente fuerte podía hacer frente, al parecer muchos habían sido tan idiotas de seguir, mientras la "matanza" de aquel lugar seguía y mis enojos se elevaban a un nivel critico y seguir subiendo de una manera que no me importaba nada más, mientras mi rostro seguía con una cara de enojo mientras golpeaba y mi fuerza crecía con más intensidad, más destrucción, más heridos, más huesos rotos, más incapacitados seguían.

Obviamente esté día iba a hacer el peor de todos, porqué básica mente ha sido un día que no quisiera que pasará más o menos estaba muy enojado tanto que lo expresaba con mi fuerza bruta, de manera que golpeaba y pateaba a todos de manera que no me importaba ya nada más, sola mente quería dañar a todos e irme de acá de una manera de alejarme de todo, después de todo esto era algo más horrible de todo además de que no quería dañar a nadie más, detesto la violencia, ¿porqué entonces hago estás cosas?, esas preguntas resonaban en mi cabeza mientras seguía golpeando a todo aquel que viniera por mi además de que mi mirada quedo centrada en todos ellos mientras algunos me golpeaban con sus armas y me lazaban balas de manera que dañara mi físico mi magia no hacía efecto porqué esquivaba cómo mi cuerpo era casi invencible por así decirlo, pero de manera que algunos daños si podrían hacerme perder sangre y dañarme de manera que un poco de sangre podía caer pero no cómo sería de un cuerpo común y corriente cómo el del ser humano normal, esté tenía un super cuerpo con super fuerza sobre humana adquirida además de que casi quedaban menos pero al parecer llegaban más.

Se podía ver que aquella multitud sabiendo de mi poder, no me tenía miedo, algo totalmente estúpido si sabían cómo era y todo lo demás, ¿porqué seguir peleando?, bueno en mi mente pensaba eso mientras mi cuerpo se movía solo y golpeaba, pero bueno, así tal ves sería la gente, sin miedo alguno no conocen los verdaderos peligros hasta que se sienta. Mi mirada quedo parada mientras mi físico también, había animales, algo raro extraño, pero sé podía sentir magia o algo así no sabría con exactitud pero al parecer era algo escalofriante pero no me daba temor alguno, ya lo he visto todo en mi vida, básicamente casi todo pero no esto, pero aún así no me asustaba en lo más mínimo, los golpeaba cómo aniquilaban y aparecían más además de que serpientes se arrollaban en mis pies apretando con fuerza haciendo que me desequilibrara de manera que pudieran golpearme y atacarme los sujetos cómo animales.

En esos momentos con mis manos saque aquellas serpientes con mi super fuerza, además de que mande a volar los demás animales, que habían por todo el lugar, cómo tigres y demás mientras también volaba a los enemigos, luego de eso al parecer en la puerta toda destruida y agujeros, aparecían sujetos extraños parecía ser del consejo mientras aquel sujeto extraño quedo fijado sobre mis ojos, un odio puro quedo sobre mis ojos - ¿Izaya? - fue lo que dije mientras lo quede viendo con una cara de matar además de que me generaba odio con solo verlo, parecía ser una mierda, una mosca alguien que debía ser destruido, tanto odio se consumió dentro mio, sin más que hacer quede observando el lugar, estaba repleto, ¿que debía hacer?, si movía un musculo sobre ellos estaría en muchos problemas, pero me matarían aquellos sujetos. Prendí un cigarrillo, mientras mi pelo tapaba mis dos ojos, mientras quedo en un vació mientras el tiempo quedo detenido en aquel instante de manera que no sé podía saber lo que pensaba o que hacía, al parecer se parecía que me rendía mientras después de todo era lo que se podía detectar, al no mover un musculo y estar cómo estaba.

- Desde niño tuve problemas, ¿porqué escapar de ellos, porqué bajar mis manos sobre aquellos que quieren herirme?, no soy estúpido. Yo nací peleando, si debo morir peleando, lo haré - fue lo que dije mientras seguí golpeando a los dos bandos para luego terminar ir por la presa más sabrosa y exquisita para morder, quería aniquilar aquel sujeto que intento hacerme la vida imposible además de que era alguien estúpido con odio natural a primera vista.



•Cuando mis guantes estén en mis manos, tu derrota será obvia•

Siento que eres la persona que más odio, pero también la que más podría amar:


Spoiler:

Porqué nadie entender mi forma de ser, jamás podrá estar conmigo:
avatar
Shizuo Heiwajima
Rango SS
Rango SS

Mensajes : 51
Localización : A ti no te importa donde carajo esté. -Está fumando en su casa- (?)
Empleo /Ocio : Guardaespaldas.
Humor : Ven y compruébalo.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Destrozando el casino || Shizuo Heiwajima

Mensaje por Kanra 'Izaya' Orihara el Lun Jul 22, 2013 10:33 pm

El pelinegro observo todo con curiosidad, aquel que estaba en esos momentos como un hombre podría observar todo con total diversión; sus ojos se cerraron y una sonrisa fingida se formo en estos, después de todo estaba completamente divertido en esos momentos, no movía ni un solo musculo después de todo para eso estaban todos los que había avisado de lo que estaba sucediendo, gremios oscuros, gente del consejo todo estaba saliendo como quería, metió su mano dentro de su mochila y apago el teléfono de Kanra, el rubio lo había visto, y si se daba cuenta de que ella era él iba a perder la gracia de fastidiarlo, el teléfono del pelinegro salió a la luz, un color completamente diferente y con información de la mas clasificada, lo abrió lentamente y comenzó a leer a todos los gremios que estaban en el lugar, al igual que sus virtudes y defectos, donde tenían las marcas, los nombres y sus expedientes criminales, Izaya, cuyo nombre poseía aquella ilusión de cambio de sexo se movía con diversión por la parte de arriba mientras reía, paso de la información de los que estaban luchando y se detuvo con los que estaban en el suelo —. Shizu-chan, golpeaste a gente de la nobleza —dijo echándole las culpas al rubio, cuando fueron sus ilusiones que estaban comiéndole la cabeza a todos los que estaban abajo, su mano se levanto y la niebla que cubría a todos los hombres y mujeres comenzaron a desaparecer y con ello algunas serpientes subían hacia el segundo piso, que fueron alimentadas por la manzana que comía hace algunos momentos el pelinegro, aquellas serpientes desaparecieron en la mano del hombre y este amplio una sonrisa, luego de poder procesar la información obtenida.

¡Este día sí que ha sido fruitivo!, fue lo que paso por su mente; la sonrisa se intensifico y camino con diversión hasta la baranda para observar con mas diversión lo que estaba pasando, apoyo sus manos en la baranda y salto hasta quedar de pie en esta observando a todos con curiosidad, escucho su nombre, siendo mencionado por los labios de aquel rubio, así que coloco sus manos a los lados y se irguió un poco —. ¡Hai! ¡Hai! ¡Shizu-chan! ¡Izaya-desu! ~ —se presento moviendo sus manos sin dejara aquella mirada que helaba a muchas personas, la mirada del rubio cruzo con la del pelinegro y sintió como si su cuerpo se llenara de algo que había esperado durante años, no podría sentirse de una manera que no pudiera disfrutar pero sobre todo el momento en que aquel rubio comenzó a verlo, lo estaba odiando, esos ojos solo mostraban los de una bestia que estaba a punto de casar a su presa, aunque era cierto que incluso la propia bestia podría ser comida, el pelinegro humedeció sus labios y se dedico a arrodillarse un poco dejando sus rodillas hacia los lados y saco un conjunto de navajas lanzándolas hacia el rubio, dijo que no se iba a meter en la pelea, pero era cierto; se estaba divirtiendo con su nuevo… — J-u-g-u-e-t-e —deletreo sutilmente aquellas palabras con diversión, mientras sostenía la navaja cerca de su rostro y la movía de un lado a otro, disfrutando de aquella bella experiencia, estaba rodeado por todas partes, animales, magos y ahora la arma real del consejo, no pudo evitar colocar una mano en su cintura y ampliar una gran sonrisa —. ¡AHAHAHAHA!, esto es lo mejor que he visto en años… ¡La bestia contra los magos! ¿Quién ganara? Shizu-chan, espero que me des un buen espectáculo~ —dijo moviendo su navaja, para saltar antes de que uno de aquellos cuerpos se lo llevara, sonrío y se sujeto de la baranda con sus manos saltando hacia atrás, observando a uno de los magos de gremios en el suelo —. Débiles y exquisitos humanos —dijo saltando hacia el ajeno para observar los ojos, había perdido la conciencia, por ende no le servía.

. ¡OH! ¡Tu respuesta no me asombra! —contesto juntando sus manos, y su expresión se volvió más burlona cuando golpeo a todos los que estaban abajo para ir por el pez gordo, giro su rostro varias veces a todas partes y se señalo inocente —. ¿Vienes por mi?, vaya… me pregunto qué he hecho —dijo con inocencia, mientras metía sus manos en el abrigo y daba unos pasos hacia atrás y otros hacia adelante como si estuviera pensando en un plan para escapar, aunque ciertamente la sonrisa burlona que estaba mostrando era diferente —. ¿Necesitas algo Shizu-chan?, te puedo ayudar en lo que necesites, claro está si quieres información debes de pagarme

¡Detengan al pelinegro! ¡Ese es Izaya Orihara! —el chico se detuvo y giro a ver a la arma que se estaba levantando, hizo una mueca de desagrado y los animales se lanzaron contra todos los de la armada, este simplemente sonrío y miro al rubio.

. No sabía que fuera tan solicitado —dijo con cierta diversión, para la mayoría de Fiore, Izaya Orihara era un informante buscado por todos los gremios legítimos y el consejo, mas sin embargo, no estaba en ningún gremio; a diferencia de su contraparte y la real Kanra que estaba en The Demons, o eso era lo que se decía, solo los del gremio conocían la verdad~



Shh, guarda mi secreto:



Shizu-chan~:






avatar
Kanra 'Izaya' Orihara
Rango SS
Rango SS

Mensajes : 53
Edad : 21
Localización : ✡ Kan: Aquí estoy, buscando la forma de fastidiar a Shizzu-chan~ || Iza: Investigando cosas para mi pequeña mente~
Empleo /Ocio : ✡ Informante || Iza: El odioso informante, el cual odia Shizzu-chan~
Humor : ✡ Ahahahahahahahahahahahahahahahahahahaha!

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Destrozando el casino || Shizuo Heiwajima

Mensaje por Shizuo Heiwajima el Mar Jul 23, 2013 6:03 pm

Cada ves era más difícil hacer que me tranquilizará mientras más se expandía el odio también la violencia por el lugar, mientras cada mirada se fijaban en el rubio de manera que daba miedo, era una bestia aniquilaba a sus presas y a todo lo que viniera adelante. Tenía muchos planes en aquellos momentos golpear a todos y matar aquel sujeto de pelo negro, aquel repugnante estúpido con sus palabras psicológicas haciendo que fuera un chico difícil. El rubio observo cada uno de sus rivales mostrando lo fuerte que puede ser un corazón lleno de irá y de un pasado triste cómo un presente agobiante mostrando lo que una bestia no querida puede mostrar a los demás que no tener sentimientos es ser solitario y ser algo bastante deprimente y temerario, el rubio no perdonaba a nadie, no quería hacerlo todos lo atacaban nadie lo apoyaba, ¿porqué debía seguir siendo bueno?, mi mirada quedaba fija, mientras saltaba y golpeaba y pateaba a todo quién se cruzará en mi camino, adelante, atrás a los costados, era la opción de ataque y aquellas personas miraban y nadie hacía nada, ¿que podrían hacer?, nadie podría detener a esté rubio sola mente una persona sería, su hermano menor o su gemela, de manera que ellos no estaban no tendrían esa oportunidad, de manera que el rubio aniquilaba a todo aquel que se le metía adelante, mujer o niño no importaba mucho en aquella situación del rubio, no daba importancia ante nadie, aniquilar era la opción.

Muchos negaban verlo a los ojos, los que eran derrotados quedaban en el suelo inconscientes y algunos no tenían la misma suerte, estaban con los huesos rotos o incapacitados, de manera que no podía seguir la cosa de cómo debía, tendría que a ver un "stop" un alto ante esto, pero cuando el rubio comienza algo debe terminarlo para calmarse, hasta que no viera que todos estén acabados no pararía, todos los que le atacaron deberían estar acabados para poder, que el poder de la bestia pudiera parar.

Era más un monstruo algo que jamás se ve, alguien con fuerza sobre humana que carga en su cuerpo casi indestructible además de ser alguien que puede dar lo mejor de si cuando pelea, pero tiene un corazón frágil y siempre anda llorando por dentro por sus acciones, de manera que jamás podrá detener esté curso que lleva consigo de manera que jamás nadie lo entenderá y jamás nadie lo parara que no sea de su familia, ¿amor?, el amor sería la opción de su familia, lo que intrigaba a esté rubio era la manera de cómo pasaban las cosas, todo era igual, gente malvada en esté mundo era la cosa que lo hacía ver cómo era todo era la causa de ellos, la mirada cruel de aquel rubio quedo sobre todas las personas que venían atacarlo, de manera que subía la mirada con un cigarrillo en la boca, sin sus lentes viendo con una cara temeraria que todos se alejaban de manera que daba miedo verlo de aquella manera.

Había acabado con casi todos, no quedaba nadie, sola mente gente de la runa, mientras más volaban sabía que su destino más se iba por arriba, sabía que me tenía que agarrar el cuello, porqué tal ves sería la última ves que lo vería por lo que estaba haciendo, pero no deje nada más que dejar que todo fluyera de cómo fuera, ya no importo nada más solo acabar con todo lo que sé pudiera en aquel lugar, esté se acerco aquel peli negro acabando con todos de manera lenta y algo épico mientras se acercaba lanzando el cigarrillo acabado mientras quedo cerca de el quedando cara a cara, mientras esté se seguía burlando del rubio mientras esté quedo seria mente mientras, quedo observando aquel tipo de manera que quedo más o menos unos segundos viendo a sus ojos, aquellos ojos que repugnaban asco con solo verlo además de que era alguien odioso por así decirlo, por la forma que habla y lo que decía, de manera que no daba mucho que decir o que pensar sobre esté, aunque bueno quedo observando para luego mover sus labios de manera tranquila mientras quedo en aquel lugar - ¿Información, jugar? - el rubio comenzó a reír cómo loco sabiendo que no quería eso, mientras no paraba de reír mientras se agarraba la cara ocultando sus ojos, mientras esté se partía de risa, al escuchar los comentarios de aquel sujeto mientras esté se agarraba la panza, mientras su pelo ocultaba sus ojos.

- No me hagas reír, pedazo de basura, mierda viviente, ¿crees que te la sabes toda, estúpido?, sentirás mis dientes cruzar con fuerza sobre tu cuello, mientras devoro tu piel y te asesino - fue lo que dijo mientras sus ojos mostraban la rudeza, iba a atacar aquel sujeto de manera que no sé le escapara de las manos, iba decidido acabar con aquella plaga que estaba al frente de manera que no perdonaría aquel sujeto, que se hacía el idiota mientras la rabia y los enojos subían. -Aquellos que se meten con la bestia, siente su furia, ¿lo has oído cierto? -
los ojos quedo fijo de furia sobre aquel sujeto de manera que lo veía con una increíble furia sobre aquel sujeto, parecía ser una pantera a devorar a su comida semanal pero está sería algo épico, algo jamás visto algo que trae más hambre a la pantera, algo que era odio total con primera vista.



•Cuando mis guantes estén en mis manos, tu derrota será obvia•

Siento que eres la persona que más odio, pero también la que más podría amar:


Spoiler:

Porqué nadie entender mi forma de ser, jamás podrá estar conmigo:
avatar
Shizuo Heiwajima
Rango SS
Rango SS

Mensajes : 51
Localización : A ti no te importa donde carajo esté. -Está fumando en su casa- (?)
Empleo /Ocio : Guardaespaldas.
Humor : Ven y compruébalo.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Destrozando el casino || Shizuo Heiwajima

Mensaje por Kanra 'Izaya' Orihara el Miér Jul 24, 2013 6:18 pm

Para muchas personas el mundo no era como querían, para otros el mundo era un caos y la maldad crecía cada vez mas y mas, pero no… para ella, no para él en esos momentos el mundo era lo más hermoso de este lugar, para él o ella los humanos eran la cosa más hermosa en el planeta, amaba a los humanos más que nada pero lo que más amaba era colocarlos en aquellas situaciones en las cuales estaban malditos, solamente para observar como reaccionaban. Por una parte era completamente divertido y eso lo aprendió de pequeña por donde vivía, donde todo el mundo se cuidaba y se criaba solo; así aprendió a defenderse desde pequeña con un estricto maestro que casi la mataba en todos los entrenamientos; por ende su mentalidad es retorcida y completamente sádica, una sonrisa se planto en su rostro, pero lo que más odiaba era eso que estaba en sus ojos reflejándose, un hombre… como ese, metido en un gremio y no sabía el porqué pero estaba rodeado de personas que de alguna u otra manera se hacían fuertes junto a diferencia de lo que había vivido… cerro sus ojos y dejo que una sonrisa se ahogara en su garganta y humedeciera de nuevo sus labios, que se resecaban bastante rápido, el ambiente tenso y pesado, pero completamente divertido.

El hombre quedo jugando en la baranda observando hacia abajo mientras levantaba su celular y grababa absolutamente todo, aquellas imágenes iban a volar para llegar al mando de muchas personas, una sonrisa se amplió en sus labios divertida, o más bien divertido por el hecho de que ahora era hombre, pero no sabía el motivo del cual su cuerpo cambio al de Izaya, seria por la facilidad que tenía el hombre de que los demás lo odiaran o simplemente quería a Kanra para otras cosas con aquel rubio, una sonrisa se formo en sus labios y apoyo sus dos codos en el barandal mirando hacia abajo donde estaba aquel hombre destruyendo, golpeando, rompiendo como se divertía al ver el comportamiento bestia del otro, como estaba odiando la forma en la cual arreglaba absolutamente todo, es que… ¿tenía que hacerlo con la fuerza?, no… ella lo obligo a que utilizara la fuerza, lo manipulo y miraba lo que quería observar, oh dios, amaba eso.

Lo vio acercarse y tapo su nariz —. El cigarrillo es malo para la salud, Shizu-chan. Te afecta el cerebro y te pone más idiota —dijo señalando el lugar y luego lo bajo para hacer a un lado el olor como si estuviese delante de él —, también mata tus neuronas… no espera, ya están muertas —le dijo con diversión. Coloco suavemente un dedo en sus labios como si estuviera pensando para luego dar un paso hacia adelante a donde él estaba pisando el cigarrillo para luego dar la vuelta hacia atrás y sacar aquello que quedo en su zapato para moverlo suavemente y luego volver a donde estaba antes —. No creo que me la se toda —dice cerrando sus labios y luego los abre —, es natural que lo sepa todo —comento mientras golpeaba la palma de su mano de un movimiento y soltaba una carcajada —. ¡Qué divertido eres Shizu-chan! Y ¿Qué vas a hacer luego de eso? ¿Guardar la cola y mover el rabo con el consejo y el gremio en el cual perteneces? ¿Rogar por tu patética vida como un perro? No espera… ¡ya se! Iras corriendo a los brazos de tu maestro para que te salven la vida y lamerás las botas de todos los presentes que se creen de la nobleza —seguía diciendo mientras movía su mano suavemente, como si estuviera contando historias por aquello.

Dirigió una mano a sus labios y la dejo ahí —. No, no lo he oído. ¿Te lo enseño tu mama o algo?, porque eso literalmente en la escuela no lo hace. Espera… ¿fuiste a la escuela?, tengo lastima por saber cómo eran tus compañeros —dijo con diversión. Estaba esperando que el ajeno hiciera algún movimiento, para que él o ella comenzara a hacer los suyos, con una mirada en los orbes ajenos, la diversión flotaba en estos, pero no solo esto; si no que odio… no sabía el porqué, pero eso fue lo que sintió cuando chocaron sus miradas.



Shh, guarda mi secreto:



Shizu-chan~:






avatar
Kanra 'Izaya' Orihara
Rango SS
Rango SS

Mensajes : 53
Edad : 21
Localización : ✡ Kan: Aquí estoy, buscando la forma de fastidiar a Shizzu-chan~ || Iza: Investigando cosas para mi pequeña mente~
Empleo /Ocio : ✡ Informante || Iza: El odioso informante, el cual odia Shizzu-chan~
Humor : ✡ Ahahahahahahahahahahahahahahahahahahaha!

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Destrozando el casino || Shizuo Heiwajima

Mensaje por Shizuo Heiwajima el Miér Jul 24, 2013 8:24 pm

Al parecer con tanto problema era algo total mente estúpido en muchos casos la violencia en está sección estaba resolviendo todo, pero sus problemas cómo demás cosas no podrían ser calmadas, tal ves algún problema o llevado a la ahorca sería para esté tipo de persona que era el rubio, mientras las batallas en aquellos minutos duraban pocos y se iban haciendo pocos los que estaban parados para pelear, era increíble, los únicos que no recibían heridas graves, eran del consejo, esté sabía cómo al menos bajar sus manos cuando tenía que hacerlo, su mente le decía que no debía golpearlos aunque a veces sin querer los mandaba a volar de una manera bestial, el poder de una bestia que jamás puede controlar sus impulsos cómo si fuera echo para matar cómo devorar a la presa que está al frente suyo, el enojo no era tan grave, pero lo era por así decirlo que no llegaba a su máximo, las miradas seguían de miedo sobre el rubio algunos quedaban en un estados de shocks y algunos corrían por su vida, muchos eran afectados por la voladera de hombres que pasaban en muchos casos que no importará cómo corrían algunos eran atropellados y golpeados por aquellos cuerpos destruidos lanzados a una velocidad y fuerza bastante difícil de esquivar, pero también lo tanto para personas comunes, muchos quedaban observando desde un lugar bastante resguardado.

La maldad de cada perronas que buscaba al rubio era más y más fuerte, pero esté parecía ser que superaba aquella barrera pero para el rubio era una mosca más del monto mientras el odio de esté seguía elevando de manera rápida mientras quedaba observando cada segundo de esté mientras golpeaba y pateaba, aquellos no eran rival para esté, sería fácil derrotarlos sin usar mucha fuerza, con solo usar una fuerzas común sería suficiente en todo caso porqué no eran gran amenaza para esté y sus golpes cómo daños y sus armas, no eran tan fuertes, la verdad cualquiera podría esquivar aquellos intentos fallidos de esté hombre, había sujetos que esté había vencido en sus misiones anteriores que no fueron atrapados por el consejo, donde ya estaban hechos basura practica mente, el rubio quedo observando algunos cuerpos mientras esté por dentro lloraba y estaba triste en un rincón mientras el que estaba afuera, aquel loco que no podía parar parecía estar feliz mientras golpeaba a cada uno de estos de manera bestial.

Tal  ves sería un tipo de señal diciendo que esté podría ser más que una bestia ser un demonio o algo peor, que amaba lo que hacía. Mientras esté pequeño yo de adentro del rubio quedaba observando con una cara de tristeza aquella bestia salida estaba muy feliz al parecer por lo que hacía, pero más que nada tenía seriedad y más poder de lo usual aunque no lo usaba cómo debía además de que al parecer terminaría gustando lo que hacía. Tal cómo si fuera de un gremio oscuro no legal que sería algo temerario y causaría miedo sobre todo aquel que estuviera al frente mostrando temor por su poder.

El rubio había quedado cara a cara con aquel sujeto mientras esté lo seguía buscando, al parecer esté se hacía el chistoso, menudo idiota tenía al frente así pensaba aquel rubio mientras observaba detenida mente aquel tipo mientras esté le seguía diciendo cosas y criticando sobre su gusto de hobby de cómo “auto matarse” por los cigarros mientras esté quedo siguiendo fumando - no me interesa tus comentarios estúpidos, yo fumo por que quiero, no me tienen que andar diciendo lo que hace - dijo con un tono serio mientras esté seguía observando mientras esté apretaba cada ves sus puños por aquellos comentarios que decía aquel sujeto para luego quedar en un estado que podría explotar su furia sobre esté sujeto mientras más el enojo hacía, más detestable era aquel sujeto.

Había mencionado a su madre, bueno ya estaba jodido, nadie podría meterse con la madre fallecida de esté, de manera que apretó con fuerza sus manos, tanto que sangraban aquellas manos fuertes, cómo si estuvieran llorando por el comentario ya dicho sobre su madre - ahora si estás jodido, basura… - dijo con un comentario mostrando su irá, de manera que es un odio puro, algo que jamás se podrá olvidar.




•Cuando mis guantes estén en mis manos, tu derrota será obvia•

Siento que eres la persona que más odio, pero también la que más podría amar:


Spoiler:

Porqué nadie entender mi forma de ser, jamás podrá estar conmigo:
avatar
Shizuo Heiwajima
Rango SS
Rango SS

Mensajes : 51
Localización : A ti no te importa donde carajo esté. -Está fumando en su casa- (?)
Empleo /Ocio : Guardaespaldas.
Humor : Ven y compruébalo.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Destrozando el casino || Shizuo Heiwajima

Mensaje por Kanra 'Izaya' Orihara el Jue Jul 25, 2013 11:38 pm

Por otro lado, no odiaba la violencia pero tampoco era su agrado para resolver problemas. No le gustaba meterse en problemas porque siempre le tocaba enfrentarse con sujetos débiles y lo que hacían era hacer que el pelinegro perdiera su tiempo, por otra parte tampoco aceptaba la violencia porque era para bestias, tal y como el rubio que estaba observando. Kanra por dentro estaba divirtiéndose con cada cosa que estaba viendo, cuando el cuerpo ajeno era suavemente cortado, suavemente herido, la sangre que salía del rubio le estaba excitando de una manera que no podría explicar el motivo, quería cortarlo ella misma y hacer que todo aquel poder disminuyera en sus manos, sus labios se quedaron entreabiertos humedeciéndolos suavemente con su lengua mientras observaba con diversión todo, sus ojos estaban brillando de emoción, lanzo un pequeño suspiro y parpadeo un par de veces cuando sintió una pequeña paloma de color negro en su hombro, se levanto un poco y saco de la pata ajena un pequeño papelito de color negro y lo abrió, el idioma el cual estaba escrito no era absolutamente para nada entendible, por el contrario eran jeroglíficos que solo ciertos miembros de cierto gremio podrían entender ¿Keicchi?, pregunto mentalmente y comenzó a reír, ¿tan rápido corrían las noticias?; bueno era de esperarse si la mayoría de mensajes se iban a todos los que tenía en su bandeja, alguno de los chicos le habría dicho de las locuras de la pelinegra, esta quemo el papel suavemente con su magia haciéndolo desaparecer, mientras se apoyaba en la barra —. Solo un poco más, quiero verlo un poco más, a mi pequeño y hermoso juguete… Shizuo Heiwajima. Como quisiera tenerte en mis brazos —susurro con diversión y sadismo en sus palabras.

Cerro suavemente sus ojos y miraba a los miembros del consejo golpeados, muchos observaban aterrorizados al rubio, otros miembros de la nobleza comenzaron a despertarse pero nadie de ese lugar se podría mover, sus pequeñas bestias los estaban merodeando y si alguno se movía una cabeza iba a salir volando, el hombre movía suavemente sus dedos en la baranda como si estuviese tocado un teclado y con la otra grababa la actuación valiosa del rubio, como estaba encantada tomándole fotos para luego guardarlas y mostrar su nuevo juguete al único hombre que le prometió lealtad pura por su retorcida mente y su forma de ser, de todos los humanos al que mas amaba era la forma de ser de su jefe, aunque ciertamente el que tenía delante de sus ojos era una especie sin descubrir y ella se iba a encargar de indagar desde lo más profundo de su ser para hacerlo desaparecer y que se muriera y se rompiera en pedazos, quería romper sus huesos y hacerlo desaparecer, paso delicadamente su lengua por sus labios y luego se dedico a seguir observando con sutileza y sin perder nada de los detalles. Dentro de su cuerpo cierta mujer se estaba divirtiendo, pero por fuera no era lo contrario; Izaya estaba mostrando muchas más emociones que de costumbre, si esas “emociones” su sonrisa sádica mostrándose en sus grandes dientes.

. AHAHAHAHA —reía sin parar estando cerca del rubio, mientras lo observaba con diversión, camino suavemente por todo el lugar recorriendo detrás de su cuerpo y luego regresaba delante de este —. Es natural que no te interese, después de todo eres insuficientemente racional para entender mis comentarios. No después de todo las bestias como tu son incapaces de poder entender completamente a las mentes como la de algunas personas, son tan maravillosas y perversas que incluso un niño de diez año podría entenderla, pero no te preocupes no te estoy diciendo que tienes el conocimiento al de un niño de 9 años o menos, de hecho lo que estoy tratando de decirte es que ni siquiera alcanzas al conocimiento que tiene un feto. Espera, pero si ellos no tienen conocimientos, que tonto he sido —dijo golpeando su frente en una reacción infantil para luego mirarlo colocando sus dedos en sus labios. Quería seguir escuchando los comentarios del rubio, por ello camino hasta donde él estaba.

Su frente golpeo la ajena en un suave movimiento —. ¿Estoy jodido?, dime cuando no lo he estado —le menciono lentamente sacando su navaja y colocándola en el cuello del rubio mientras la deslizaba suavemente y humedecía sus labios sintiendo la respiración ajena —. ¿Es que te pones agresivo cuando hablas de tu familia?, o es que acaso tu bestia interna hizo algo tan estúpido que puso en peligro tu estado familiar… —seguía mencionando suavemente para levantar sus ojos y mirar al ajeno —. O es que acaso, ¿tú la mataste? O espera… creo que eso es imposible, ni siquiera yo sería capaz de levantarle la mano a mi madre —comento mientras sonreía de lado —. Oh, eso sería claro si la tuviera… pero como no la tengo, me divierto molestando a los que sí la tienen, o espera… ¿la tenían? —le menciono con una sonrisa de lado, jugando con la navaja de su mano, cerca del cuerpo ajeno.


OFF: Luego o mañana o después le contesto a Gray, no se que me dio que me llego el Kanra"Izaya" interior :'D




Shh, guarda mi secreto:



Shizu-chan~:






avatar
Kanra 'Izaya' Orihara
Rango SS
Rango SS

Mensajes : 53
Edad : 21
Localización : ✡ Kan: Aquí estoy, buscando la forma de fastidiar a Shizzu-chan~ || Iza: Investigando cosas para mi pequeña mente~
Empleo /Ocio : ✡ Informante || Iza: El odioso informante, el cual odia Shizzu-chan~
Humor : ✡ Ahahahahahahahahahahahahahahahahahahaha!

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Destrozando el casino || Shizuo Heiwajima

Mensaje por Shizuo Heiwajima el Vie Jul 26, 2013 11:26 am

El día de hoy no sería del todo emocionante, pero tampoco sería el más divertido por lo que estaba pasando, esté rubio estaba enojado, no podía evitarlo, se estaba pasando de la raya mientras su “yo” niño que estaba adentro del rubio lloraba y tenía pena, el no había hechos tales actos por querer. El tenía problemas, cómo todo el mundo los tiene, pero esté no es cualquier problema, esté era grande. Era cómo tener una enfermedad que te mata por dentro. Era la cuestión por la que fumaba, esperaba que sus vicios lo mataran rápida mente liberando de su pobre agonía. Mientras más enojado se sentía más ignoraba el echo que quería ser alguien normal, pero tendría problemas actual mente con su gremio y el consejo. Se podría decir que estaba jodido y no podía librarse de ello.

El viento soplaba fuerte, mientras su pelo seguía tapando su cara, mientras escuchaba atenta mente sus palabras, por algún motivo no movió un músculo, tal ves así su bestialidad lo prefirió para luego atacarlo, esté seguía escuchando y ignorando el echo de verlo detenida mente, mientras su mente vagaba en otras soledad más mientras esperaba encontrar alguien que le entendiera, sería difícil pero no imposible, algún día lo hará, un amigo todos queremos tener, después de todo es algo que esperamos tener con ansias y además de que esté no miraba a nadie a la cara, apretando aquellos puños llenos de lágrimas de sangre, que lloraban mostrando que las bestias se pueden sentir insultando con tal gravedad mientras se meten con su familia, mientras esté incluso su enojo elevaba más y más. Pero esté seguía sin mover un músculo, el viento soplaba más fuerte mientras polvo se levantaba en aquellos lugares, ¿acaso sería algo épico que pasará por estos lado, el clima estaría loco por esté pequeño encuentro y oscuro? Puede ser que así lo sea, mientras más esté quedo observando, cuando aquel niño se paro.

Esté niño cómo el adulto quedo viendo aquel sujeto que estaba insultando mientras esté quedo más concentrado, en mirar el suelo, mientras no sabía que pensar sobre aquellas situaciones. El no había matado su madre, su madre había muerto por enfermedad y su padre lo había abandonado, al igual que sus hermanos. Eso le daba mucha tristeza pero la verdad, lo que daba más tristeza es que su niño se había parado, eso no era nada bueno, ¿sería al fin un acepto al lado de las bestias?, parecía que si así lo sería porqué esté sonreía mientras se hacía grande y sacaba un cigarrillo para fumar - ¿eso es todo lo que me tienes que decir, basura? – dijo mientras sacaba un cigarrillo, se lo ponía y sacaba sus lentes, para ponérselo y acomodarse, luego de sonreír – ya no me importa nada, te haré mierda, aunque me maten en ello – dijo furioso mientras sonreía sádica mente mientras sus ojos mostraban las ganas de asesinar, morder y matar la presa.

Lo que había echo el pelinegro fue despertar a la verdadera bestia de una manera que esté sería alguien que no le interesaba nada más que golpearlo. Aunque claro está luego de esto, tal vez muriera por el consejo y todo lo demás. Aunque su vida ya no le importaba mucho. La triste vida de un animal, ¿terminaría cuando esté suceso terminara? Parecía gracioso para aquel rubio. ¿Tal ves sus deseos se cumplió?, tal ves así lo sería, pero no dio más importancia que golpear aquel sujeto mientras tenía oportunidad de ello, quería verlo sufrir y hacerlo mierda con sus manos.

Estaba todo destruido así se podía verlo, la manera que estaba todo destruido era impresionante todo el lugar estaba destruido. El rubio estaba con pequeñas lesiones. Solo parte de su cuerpo estaba echo mierda mientras más se podía ver que estaba con ganas de pelear, mientras en su mente pensó sacar los guantes, pero eso sería pasarse. Eso sería mucho peligro, no solo destruiría todo allí, si no también toda la propiedad de esté. Pero no le importaba mucho, ya estaba muerto por dentro y cansado de todo.



•Cuando mis guantes estén en mis manos, tu derrota será obvia•

Siento que eres la persona que más odio, pero también la que más podría amar:


Spoiler:

Porqué nadie entender mi forma de ser, jamás podrá estar conmigo:
avatar
Shizuo Heiwajima
Rango SS
Rango SS

Mensajes : 51
Localización : A ti no te importa donde carajo esté. -Está fumando en su casa- (?)
Empleo /Ocio : Guardaespaldas.
Humor : Ven y compruébalo.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Destrozando el casino || Shizuo Heiwajima

Mensaje por Kanra 'Izaya' Orihara el Vie Jul 26, 2013 3:18 pm

. Adelante, mátame… Shizu-chan —susurro suavemente cuando bajo la navaja guardándola en su abrigo, mirándolo a los ojos con una sonrisa de diversión en su rostro esperando que actuara el ajeno, mencionar algo seria como divertirse a costa de la otra persona y sinceramente ya lo estaba haciendo, pero por alguna razón sus labios se sellaron al ver los ojos ajenos sin las gafas, fue como si Kanra se viera de niña reflejada en aquellos ojos que hicieron que sus músculos se aflojaran lentamente, eso era realmente malo, muy malo. Maldición… ponte las malditas gafas, pensó. No era de las mujeres que iba a desviar la mirada por alguien que le daba lástima o le recordaba su pasado, alguien que dijo que iba a olvidar todo lo referente con su familia en esos momentos se estaba sintiendo como una mocosa mirándose en esos ojos, frunció el ceño y le dieron unas tremendas ganas de sacarle los ojos, elevo suavemente su mano hasta tocar las cejas ajenas y luego bajarla a los parpados ajenos —. ¿Qué pasaría si Shizu-chan perdiera un ojo?, no espera… ¿y si perdiera los dos?, dejaría esa mirada de lastima y vergüenza… ¿es que te molesta tu pasado? ¿Tanto así? —no se quedaba callado y seguía mencionando cosas, era un imbécil actuando de esa manera, pero era la única forma de no pensar en tonterías, no había encontrado alguien o no había encontrado a nadie hasta ese rubio que tuviera su misma mirada, cuando esta sola… mordió su lengua y aguanto las ganas de reír soltando al rubio y saltando hacia atrás antes de que lo golpeara, mientras su navaja quedaba en sus labios y ampliaba una sonrisa —. AHAHAHA ¡Ven Shizu-chan! ¡Vamos a divertirnos!~

El pelinegro se coloco en el barandal del lugar caminando en el borde con diversión, con sus manos estiradas y caminando hacia atrás viendo al rubio mientras se dignaba a simplemente divagar entre todo lo que estaba pasando, o más bien había causado. Dirigió una mirada hacia abajo encontrando a la gente que estaba consiente aterrada de todos los animales que los estaban rodeando, otras miraban hacia arriba con terror al rubio, pero el terror de todos los de los gremios oscuros se dirigían al pelinegro que les dedico una mirada sádica, y una sonrisa arrogante, todos estos se helaron, ninguno consiguió lo que el pelinegro quería, pero ella les dio información, que fue el lugar donde estaba el rubio reunido. Por naturalidad gano dinero extra a parte el de las “misiones” que tocaban en el gremio. Su sonrisa se amplió mucho mas y bailo suavemente en el borde para mirar al rubio suavemente —. Sabes algo Shizu-chan, si no tienes a alguien a quien te quieras confesar me puedes decir todos tus pecados a mí. Como una buena persona te escuchare y voy a ver si puedo borrar tus pecados, pero está claro que tu bestia interior debe estar de acuerdo, porque si no es así, presiento que no solo terminare con un ojo morado —dijo con cierto pesar y una mano en su pecho. Algo que tenia Izaya, era la capacidad de hablar y hablar y con sus palabras matar directamente a los puntos de la gente.

—[color=firebrick]. O debería pensar la forma en la cual matarte. Realmente no he odiado tanto a una persona con solo verla, ya que como amo a todos los humanos ¡TODOS SON TAN MARAVILLOSO! ¡Que mirar y odiara a alguien con una mirada realmente es extraño en mi! —dijo con diversión dando vueltas en la baranda para luego detenerse y mirarlo seriamente —. O será acaso retroalimentación, yo te odio y tú me odias, es como una cadena —comento con diversión, y una gran sonrisa en sus labios.

Quedo quieto, esperando los movimientos ajenos, si iba a tacarlo sería ahora, para poder divertirse y jugar con la mente ajena. Ya que nunca haría el primer movimiento, ya que el que siempre se adelante, alguna vez terminara mal. ¿cierto?



Shh, guarda mi secreto:



Shizu-chan~:






avatar
Kanra 'Izaya' Orihara
Rango SS
Rango SS

Mensajes : 53
Edad : 21
Localización : ✡ Kan: Aquí estoy, buscando la forma de fastidiar a Shizzu-chan~ || Iza: Investigando cosas para mi pequeña mente~
Empleo /Ocio : ✡ Informante || Iza: El odioso informante, el cual odia Shizzu-chan~
Humor : ✡ Ahahahahahahahahahahahahahahahahahahaha!

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Destrozando el casino || Shizuo Heiwajima

Mensaje por Shizuo Heiwajima el Dom Jul 28, 2013 6:05 pm

Andaba molesto aquel sujeto supo cómo hacer que sacará mi verdadera personalidad, mientras mis lentes estaban puestos en mi frágil rostro, tapando un poco mis ojos no quería verlo de manera que no importa si esto afectaba un poco mi visual, pero bueno al menos esto no afectaría en nada. Era cuestión de avanzar sobre todo, mientras más pasaba y pensaba sería algo más estúpido. Quede observando aquel estúpido y odiado rostro mientras mi cara daba ganas de matarlo de una ves, cuando de repente mire sorprendido el suelo mientras mis ojos quedaron abiertos, mientras un recuerdo sobre una chica quedo en mi cabeza, de manera que quede observando detenida mente, era un niño además de que ella también siempre ha estado allí conmigo haciendo que sacará una sonrisa alegre mientras sacaba una foto de cuando era niño, de manera que me acomode los lentes – lo siento, pero creo que lo del destino, perfecto deberá esperar – dije con una sonrisa mientras guardaba aquella foto que tenía de ella, conmigo y mi hermano pequeño, de manera que saque mis guantes negros de mi bolsillo, aquellos guantes oscuros que aumentaban mi fuerza y velocidad física unos guantes que incrementaba mi fuerza de manera que podría ser más bestial y mi fuerza se incrementará mi poder, todo sería temerario con ello. Quería saber si esté ser podría salir con vida luego de ponerme estos guantes, ¿sería capaz esté hombre quedar vivo después de o que haré, con estos guantes, será posible que esté al menos salga con vida o intenté vivir?, allí la pregunta que quedo en mi rostro mientras sonreía y mi cara fija quedo mientras una sonrisa sádica volvió a salir, mientras mi joven yo del pasado quedo allí observando tranquilamente mientras la sonrisa no sé detenida las ganas de matar sería elevado, al parecer que la única que me podía entender, era aquella chica rubia era la única capaz de entender mi dolor y también, sería la única que estaría ami lado sin importar lo que pasará, aquella chica que me llamo un amigo o tal ves algo más mi mente quedo perdida mientras mi bestia seguía observando mientras los guantes fueron puestos, las manos empezaron a brillar y el cuerpo empezó a volverse solo un poco musculoso, no era nada exagerado mientras mi sonrisa seguía allí - ¿bueno empezamos con esté juego, de mata a Izaya? – dije feliz mente esperando que aceptará para acabar.

Con su estúpida vida, era lo más importante y lo que quería hacer ante todo, no me interesaba dejarlo vivo o dejar que respirará dejarlo muerto sería algo totalmente que quería verlo y experimentar. Por primera vez había querido que alguien muriera al frente de mi cara, algo totalmente bello. Las ganas de matar elevaban mientras el pelirubio quedo observando detenidamente - ¿sabías, el que lo sabe todo?, cuando me pongo estos guantes, nunca pierdo, jamás – dije con una sonrisa mientras golpeaba mis puños mientras salía una aura increíble sobre esté mientras le saltaban las venas y una aura quedo sobre aquel físico, incrementando sus habilidades físicas mientras esté quedo observando diciendo el nombre luego de estar todo terminado - Aura The King Fight – aquella palabra quedo mientras la fuerza incrementaba cada ves, para cuando la aura se detuvo y quedo pegado en su cuerpo, quedo una aura pequeña pero poderosa era una aura algo sorprendente mientras la mirada sería quedo sobre allí para luego sonreír y no podría dar vueltas atrás, solo quedaba que intentará escapar, ¿pero podría superar la gran velocidad que tendría?, la verdad sería divertido saberlo, quería verlo con mis ojos.

Las miradas se detuvieron en aquel lugar para luego decir las últimas palabras que diría para volver a empezar a atacar y no retroceder y jamás abandonar los ataques hasta que muriera hasta que ver aquel estúpido cuerpo estuviera echo mierda - ¿estás listo, para conocer el infierno, Izaya? – dije con una voz burlona mientras mi lado salvaje cómo mi lado de ternura estaban unidos, ya no quedaban más lágrimas, ya no quedo nada más debía hacer algo, ya estaba cansado ya aguante suficiente, ya era un hombre, el odio corre por mis venas mientras quedaba observando aquel hombre. Escuchaba las voces de mi interior diciendo hazlo vamos acabalo, me empujo al abismo quería acabar con todo me daba igual todo. Quería acabar con esto, esté mal nacido moriría el día de hoy.

Habilidades y Inventario Usado:


Guantes Negros
El tiene en su poder un arma muy poderosa y que siempre está apegado a ella, básicamente son unos dos guantes negros, cada uno de ellos es mágico y tiene poderes sorprendente, fue un obsequió de su hermano que es un guante negro antiguos. Estos guantes los usa desde niño básicamente son poderosos además de tener una fuerza encantada en ellos, son simplemente destructivo, estos guantes cuando son puesto en el físico de alguien su poder físico cómo mágico (la magia del cuerpo del rey de la pelea). Aumenta, no es algo de tomarlo a la ligera dado que aumenta más que duplicar esto es mucho poder pero nada para tomar a la ligera. Cada rango subido estos guantes subirán más poder para atacar. Se dice que estos guantes desde los tiempos inmemoriables se han pasado en generación con los que poseen está magia, desde la primera generación de maestros un maestro de un gremio ya destruido lo usaba se decía que cuando se los colocaba era un dios de la pelea, pero era llamado el rey, por motivos de que no creía en los dioses y era alguien que siempre tenía todo bajo control y actuaba cómo tal.

Aura The King Fight

Golpea sus dos puños creando una especie de explosión de luz haciendo que esté empiece incrementar de una forma bestial sus habilidades físicas, estando una especie de aura pegando a el, está aura dura todo lo que el usuario desee de manera que sus habilidades física cómo su velocidad crecen a una velocidad sobre humana. Además de que sus golpes aumentan cómo si fuera un loco que ha entrenado durante años. Además de tener una forma explosiva cuando patea cómo golpea. Cada puño valdrá al doble cada patada irá por el mismo camino. Está aura no es común y corriente es de un rango superior tanto que podría dar muchos problemas físico al que toque los golpes por el incremento de la aura. Si por alguna razón usa los guantes el daño será doble, por qué el guante le incrementa velocidad cómo fuerza bruta, más la aura creará una doble explosión de poder total que marca todo su poder.




•Cuando mis guantes estén en mis manos, tu derrota será obvia•

Siento que eres la persona que más odio, pero también la que más podría amar:


Spoiler:

Porqué nadie entender mi forma de ser, jamás podrá estar conmigo:
avatar
Shizuo Heiwajima
Rango SS
Rango SS

Mensajes : 51
Localización : A ti no te importa donde carajo esté. -Está fumando en su casa- (?)
Empleo /Ocio : Guardaespaldas.
Humor : Ven y compruébalo.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Destrozando el casino || Shizuo Heiwajima

Mensaje por Kanra 'Izaya' Orihara el Dom Oct 13, 2013 5:33 pm

Izaya, no Kanra no podría evitar quitar esa sonrisa divertida y sínica de su rostro. Amaba sobre todas las formas aquella manera de comportarse del sujeto delante de sus ojos, en esos momentos tantos sentimientos estaban mezclándose en su cuerpo, ¿Cómo era posible que existía esa clase de especie animal?, ¿animal?, si animal. Después de todo los humanos venían de animales y al parecer el que estaba delante de sus ojos no había terminado de evolucionar quedándose como una bestia; una bestia que le hacía emocionarse con solo escuchar sus palabras. Escucho sus palabras y levanto una ceja ¿Destino perfecto?, no pudo evitar guardar un momento sus comentarios luego de esas palabras y una ahogada carcajada estaba reteniéndose en su cuello que comenzó a reír, levanto su mano y cubrió la mayor parte de esa y luego su estomago —. ¿Destino perfecto? —siguió riendo —. ¿Es que acaso Shizu-chan cree en el destino perfecto?, no me hagas reír tanto que creo que no he conocido a un animal tan divertido como tú —dejo de reír deteniéndose para deslizar sus manos hasta sus caderas y ampliar una sonrisa de burla —. Déjame contarte algo. A pesar de que vivas como el buen chico, que va de la escuela a su casa y de su casa a la escuela que no ha matado una sola mosca por el resto de su vida llegara al momento que muere y se estanque en la tierra como todos los humanos; lo mismo es para los que han matado y los ricos, después de todo, todos vamos al mismo hoyo, ¿destino perfecto?; eso no existe. Y dudo que una bestia como Shizu-chan lo tenga —no puedo evitar dejar salir esas palabras de sus labios, por un lado Kanra se arrepintió de decirlas, pero no se pudo controlar, había momentos en que actuaba como una mocosa como lo estaba haciendo en esos momentos, mordió suavemente su labio y permaneció n silencio observándolo y luego bajo la mirada Maldita sea, cuando salga de aquí averiguare algo de su vida, pensó, no era porque estaba curiosa, para nada. Después de todo ella tenía que saber absolutamente todo lo de ese mundo. Lo observo y un cosquilleo comenzó a recorrer desde su estomago hacia su garganta. Sus manos estaban temblando y su sonrisa se amplió al ver la ajena y el crecimiento de magia que estaba surgiendo en el otro hombre. Relamió sus labios y no pudo evitar echar su cuerpo hacia atrás por la propia diversión que iba a comenzar, hacía mucho tiempo que un mago no le hacía sentir de muchas formas, interesada, incierta, emocionada y sobre todo tenía esa molestia en su estomago que hacía que su adrenalina creciese, no lo iba a matar porque sería aburrido; observar a las bestias era mucho mejor que matarlas de inmediato, después de todo el rey de la selva dejaba en claro quién era el que mandaba y los demás machos se marchaban de la manada perdiéndose. Volvió a relamer sus labios, esta vez estaba haciendo un enemigo más con Izaya, aunque hubiera deseado que Kanra fuera la que estuviese delante de sus narices —. Sabes, con que solo menciones mi nombre me excita tanto; que deseo jugar más con Shizu-chan —dijo con diversión, de nuevo lo observo a los ojos y se quedo helada, trago seco y bajo la mirada solo un poco, odiaba sus ojos azules, ¿Por qué tendrían que estar llenos de los malditos sentimientos humanos cuando solamente era una maldita bestia?

Lo escucho y se movió varias veces de adelante hacia atrás, mientras sus piernas jugaban un poco y su cuerpo dio una vuelta mientras colocaba una mano bajo su barbilla. Amplio una pequeña sonrisa en sus labios mientras en su mano comenzó a formarse un grupo de pequeñas chispas oscuras alrededor de la navaja que la dirigió hacia su barbilla dejándola en ese lugar, observando con diversión al ajeno —. Me gustaría cambiar tus estadísticas, después de todo la fuerza no le puede ganar a la inteligencia, y tus HP bajan por cada neurona que pierdes —le menciono como si estuviesen en un juego de RPG mientras soltaba una pequeña carcajada de su garganta.  Lo observo y dirigió su mano a su rostro cuando el viento comenzó a hacerse más fuerte, delineo sus labios de nuevo humedeciéndolo con sus labios mirando su cuerpo completamente cubierto con aquella aura, amplio una sonrisa en sus labios llevaba mucho tiempo que no tenia este tipo de batallas, esperaba que no estuviese podrida, su celular comenzó a sonar y abrió sus ojos; no eran sus dos celulares era uno que tenia personalmente y no muchas personas la llamaban a ese celular chasqueo la lengua metiendo su otra mano en el bolsillo hundiendo uno de los botones para avisar que estaba ocupada; eso lo mandaría a un mensaje de buzón que ella misma grabo; mientras subía de nuevo la mirada.

. Oh, no me mires así Shizu-chan, que me da miedo —le dijo con burla en sus labios. Se detuvo completamente y levanto su rostro mirando al ajeno —. Espera, Shizu-chan. ¿Esa chica esta viva? —menciono señalando el bolsillo del ajeno mientras marcaba una mano bajo su barbilla —, realmente quiero conocer de la vida de Shizu-chan en el pasado. No puedo creer que este tan interesado —decía tranquilamente mientras movía suavemente su cuerpo hacia atrás, llego hasta el barandal y apoyo sus manos en este —. Tal vez podamos ser amigos, ya sabes ese tipo de amistad peligrosa que tienen las personas —siguió hablando con diversión en sus manos, lo miro con una gran sonrisa y se apoyo en el barandal dando un giro en el aire antes de que el ajeno lo golpease completamente —. Primer reino —su voz femenina fue realmente suave y su ojo izquierdo cambio completamente a un símbolo de una raya mientras una sonrisa se formaba en sus labios —. Ilusión… —no termino de mencionar el nombre de su técnica cuando sintió un gran golpe romper todo el barandal de la parte de arriba, levanto su mirada y amplio una sonrisa, que importaba. La ilusión había comenzado.

Mal para Shizu-chan, pero me divertiré jugando con él. Hasta que la muerte, no… hasta que ellos nos separen~

Habilidad despertada, la otra es descrita en el próximo post:
Primer Reino
Cuando el símbolo "一", representado como número uno en japonés, aparece en su ojo, indica que usa el Primer Reino, el Reino del Infierno, el que le otorga el poder de crear ilusiones reales, capaces de afectar el mundo real. Este poder es simplemente una deformación de la realidad, con la limitación de que la ilusión al ser una creación física, puede ser destruida. Al parecer, ella puede usar esta capacidad sin tener que aparecer en el mundo real, al poseer cuerpos con su habilidad de transmigración.



Shh, guarda mi secreto:



Shizu-chan~:






avatar
Kanra 'Izaya' Orihara
Rango SS
Rango SS

Mensajes : 53
Edad : 21
Localización : ✡ Kan: Aquí estoy, buscando la forma de fastidiar a Shizzu-chan~ || Iza: Investigando cosas para mi pequeña mente~
Empleo /Ocio : ✡ Informante || Iza: El odioso informante, el cual odia Shizzu-chan~
Humor : ✡ Ahahahahahahahahahahahahahahahahahahaha!

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Destrozando el casino || Shizuo Heiwajima

Mensaje por Shizuo Heiwajima el Vie Feb 14, 2014 11:47 am

Aquellas palabras habían insultado al rubio que parecía una fiera que podía ser una manera de insulto hacía la bestia, normalmente un destino perfecto sería lo más raro en él pero básica mente de manera que había tocado algo bastante frágil para él, digamos que con esa chica era lo más importante para ello de manera que sería más interesante lo que había mencionado – ¿Qué tiene de malo, estúpido? – dijo con un tono serio y algo totalmente enojado mientras saco un cigarro de su bolsillo mientras tenía una caja en su bolsillo mientras se lo sacaba para luego sonreír y verlo – aún tengo esperanzas de juntarme con mi futura esposa, ese es mi destino. Ni tu ni nadie, con sus charlas estúpidas podrá quitarme mi destino perfecto, así es, sonríe todo lo que quieras, por qué luego haré que esa sonrisa se te pudra, estúpido subnormal – fueron sus palabras, algo totalmente inteligente para él digamos que esto ha dejado marca en el rubio para que contestará ello por qué no es mucho de hablar quiere decir que esa persona es especial y digamos que peligrosa para que el rubio aya hablado de tal manera peligrosa.

Esté saco su encendedor, ya con la aura amarilla rodeando su cuerpo con un gran brillante, tomando forma con su pelo amarillo teñido, mientras esté con los guantes puestos y un cigarro en su boca mientras esté lo saco lenta mente mientras esté parecía muy tranquilo, cuando tenía los guantes los tenía puesto digamos que se vuelve confiado mientras esté saco el humo por la boca mientras miro directa mente la joven.

Su cara quedo totalmente sería mientras su frente quedo marcada sus venas mientras esté quedo mirando al chico con unas ganas de destrozarlo a golpes, quizás esto es a lo que se refiere que no te metas con una bestia, por qué te puede comer de un solo bocado de manera que puede ser totalmente fuerte, aunque era obvio que el otro chico no era débil mientras sea totalmente despreocupado digamos que tenía una aura de tranquilidad el otro y nada más que ello. Miré en todo el lugar mientras veía que ya casi no quedaba nadie y algunos quedaban observando, bueno quizás después de esto, tendría que pagar yo después de todo, destruiré todo a mi pasó sin miedo a nada, lo único que debía hacer era golpearlo para destruir sus huesos quizás un poco de poder podría servir para esto.

Lance un golpe hacía la pared que estaba atrás de mi, mientras esté había hecho un destrozo enorme, la pared que estaba allí había sido destruida toda aquella inmensa pared de aquel lugar – me enoje de verdad… – dijo con un tono serio y bastante de pocos amigos, la aura más los guantes habían hecho más fuerte al hombre con sus poderes de incrementos de velocidad y fuerza física esto podría servirle más para batallar a esté sujeto y podría servir para ser más ágil y más veloz.

Lo que había dicho sobre a traerlo era cómo si lo hubiera tomado del pelo y lo estuviera jodiendo, por ello había golpeado la pared, para que no sé lo tomará de broma obviamente esto iba ir enserio de manera que esto se podría jugar la vida él mismo y podría morir aquí mismo, mis intenciones eran obvias, matarlo sin dudarlo y simple mente matarlo hasta el fin de no verlo más, simple mente tenía razones de matarlo hasta que no viva más y esté no se vuelva a levantar nunca más ni abra los ojos nunca más.

Lamento esté post tan malo, es que me dolía la cabeza D'x pero bueno, ya lo tienes tanto que me lo pedías (?)



•Cuando mis guantes estén en mis manos, tu derrota será obvia•

Siento que eres la persona que más odio, pero también la que más podría amar:


Spoiler:

Porqué nadie entender mi forma de ser, jamás podrá estar conmigo:
avatar
Shizuo Heiwajima
Rango SS
Rango SS

Mensajes : 51
Localización : A ti no te importa donde carajo esté. -Está fumando en su casa- (?)
Empleo /Ocio : Guardaespaldas.
Humor : Ven y compruébalo.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Destrozando el casino || Shizuo Heiwajima

Mensaje por Kanra 'Izaya' Orihara el Vie Feb 14, 2014 10:34 pm

Inhalo una cantidad de aire sosteniéndola sobre sus pulmones, dentro de aquella forma masculina la sonrisa divertida de la mujer no desaparecía de su rostro, jadeaba de éxtasis cada vez que le escuchaba hablar, nunca, había conocido a una especie humana tan extraña como lo era él. Abrió suavemente sus piernas, estirándose hasta abajo, para hacer que su espalda tronara, hace muchos años atrás que no se enfrentaba a una batalla en la cual pudiese salir totalmente herida. Ella era de las que atacaban de lejos, y observaba a sus víctimas morir poco a poco. No porque fuese totalmente débil a la pelea de cuerpo a cuerpo, si no, porque no había un solo humano que le excitara de sobremanera para jugar con su vida frente a frente. Pero estaba ahí, como una bestia mostrando sus colmillos, ella quería abrazarle, quería hacerle su mascota y que obedeciera solamente sus órdenes. Levanto sus dos manos aplaudiendo fuertemente A ver, con que jugamos ahora. Shizzy-chan aburrido seria colocar cadáveres de su pasado delante de él, así que es una idea que borrara de su mente, tampoco colocarlo a pelear con alguien de aquí, ya todos están totalmente… a punto de morir. Amplio una sonrisa con sus labios, ya tenía una menor idea de que era lo que iba a hacer. Salto hacia atrás, cruzando sus manos detrás de su cuerpo —. Y… ¿Si ella está casada? ¿Está muerta? O ama a otra persona, ¿Por tu destino perfecto le arruinaras la vida? No me hagas reír Shizu-chan. Subnormal, me ofendes Shizu-chan, quien es la bestia que se encuentra ahora mismo enloquecida con cortarle el cuello a un simple magoDe simple no tengo nada, pero es Shizu-chan con el que hablo quiso agregar en su monologo, pero no lo hizo, más bien quedo totalmente callado en lo que soltaba cortas risas.

Salto hacia atrás, en lo que estiraba su mano, mostrando la navaja que se encontraba antes, comenzó a moverla rápidamente a su alrededor en lo que su cuerpo comenzó a producir un extraño color violeta que comenzó a crecer, produciendo múltiples navajas alrededor de su cuerpo, estiro su otra mano controlándolas con sus dedos en los que ampliaba una sonrisa divertida, estirándolos, haciendo que bailaran alrededor de ella —está claro que sigue siendo Izaya—, movió sus manos alrededor de su cuerpo, en lo que seguía jugando con estas, escuchando lo que el otro dijo silbando con falsa sorpresa —. Al parecer tengo que cuidarme de tu fuerza bruta, realmente es aterradoraY excitante quiso agregar acompañada de esa sonrisa idiota que tenia marcada en su rostro, pero era imposible, ya estaba enojado & seguramente iba a dejar de racionar si lo enojaba más, los humanos sin duda eran totalmente divertidos.

Veamos, que harás Shizzy-chan pensó con diversión. Observando cómo las navajas volaban a su alrededor, no necesitaba un arma más grande, una pequeña para observar los movimientos ajenos, el lugar estaba bajo su ilusión, podría aparecer de todo en aquel momento, quería jugar con la cabeza ajena, quería ver más allá de lo que realmente el rubio pensaba, quería estropear sus sentimientos e incluso sus emociones, quería conocer a la bestia conocida como Shizuo Heiwajima. Sin embargo, Kanra desconocía en esos momentos ¿Por qué se obsesiono con ese sujeto? Lo hubiese dejado apartado al momento de conocerlo, y ni siquiera dirigirle la palabra, pero fue todo lo contrario, tubo que comenzar a jugar con él, a colocarlo en problemas para ver cómo reaccionaba, se encontraba delante de un montón de cuerpos, entre muertos & vivos, rodeada de gente corrupta como lo era los del ejercito del consejo mágico, sin embargo, ni siquiera quería largarse de ese lugar, no hasta probar hasta donde llegaba la fuerza del rubio, hacerlo pedazos iba a ser divertido, sobre todo si él se descontrolaba, pero no quería que perdiera totalmente la razón, una batalla física era totalmente aburrida, ella amaba las batallas mentales.

¿Eh? bajo la mirada observando la pantalla de su celular, ampliando una sonrisa al observar la información que había recolectado. La mama de Shizzy-chan se encuentra muerta. Su hermano desaparecido e incluso su amiga de la infancia, ¿esa será su famosa futura esposa? cerro el celular, cerrando sus ojos, volvió a levantar la mirada observando al hombre que se preparaba a luchar contra Izaya, quien cerró su ojo y el lugar comenzó a distorsionarse, subió lentamente su pierna golpeando el suelo provocando que una gran grieta se hiciese en el suelo y el olor a lava comenzara a penetrar en la nariz de ambos. Bajo su mirada con diversión, moviendo su pierna golpeando hacia un lado, los que seguían consientes gritaron de horror al ver que sus cuerpos caían a la lava, su sonrisa se amplió más al ver que la grieta poco a poco iba a romper aquel lugar donde antes se encontraba él —. Baja, Shizu-chan. Juguemos —tarareo como si cantara una canción, volviendo a golpear suavemente su pierna en el suelo haciendo una grieta mucho más grande, sus labios se ampliaron mostrando una sonrisa de diversión en sus labios, en lo que ladeaba su cabeza —. JU-GUE-MOS
Aquí, juega~ <3 :

Armamento Ilusorio: Es capaz de crear armas a partir de sus ilusiones, desde armas reales hasta armas ilusorias, espadas, pistolas, todo lo que sea que quiera que aparezca es lo que estará cerca de su presencia, cabe decir que las armas de ilusiones afectan tanto el físico como lo mental, dependiendo de lo que el usuario contra el que este luchando caiga completamente en la ilusión.

Ilusión, transformación del terreno: Kanra es capaz de transformar el terreno a lo que ella le plazca. Desde hacer que el mundo se convierta en un holló negro o cambiar por completo la zona en cráteres de volcanes y hasta una gran cantidad de nieve que cubría por completo el lugar, tal vez sea su mejor técnica, después de todo al jugar con la mente de los demás, es capaz de hacer que todo lo que aparezca sea real.



Shh, guarda mi secreto:



Shizu-chan~:






avatar
Kanra 'Izaya' Orihara
Rango SS
Rango SS

Mensajes : 53
Edad : 21
Localización : ✡ Kan: Aquí estoy, buscando la forma de fastidiar a Shizzu-chan~ || Iza: Investigando cosas para mi pequeña mente~
Empleo /Ocio : ✡ Informante || Iza: El odioso informante, el cual odia Shizzu-chan~
Humor : ✡ Ahahahahahahahahahahahahahahahahahahaha!

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Destrozando el casino || Shizuo Heiwajima

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.