Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Fairy Tail RPG {Afiliación Normal}
Dom Oct 04, 2015 12:57 pm por Invitado

» Pearlhook University (Normal)
Sáb Mar 28, 2015 9:28 am por Invitado

» Reglas Generales.
Sáb Ago 09, 2014 4:13 pm por Zoé

» -Apertura- Heroes of Xandor {Afiliación Normal}
Miér Jul 23, 2014 12:38 am por Invitado

» EtherionFairy - Foro de Rol Interpretativo de Fairy Tail • Élite
Lun Jun 09, 2014 8:27 pm por Invitado

» Un mensaje para mi hermano Gemelo
Lun Jun 02, 2014 10:54 pm por Mystogan

» Arvestericks || Afiliacion Elite
Vie Mayo 30, 2014 12:56 pm por Invitado

» Duda sobre mi personaje.
Mar Mayo 27, 2014 7:54 am por Prim

» Magic Academy [Reapertura, Afiliación Élite]
Dom Mayo 11, 2014 8:57 am por Invitado

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 42 el Dom Ago 09, 2015 10:12 am.
  



Hermanos
Élites
Pandora Hearts Rol  Teen Titans New GenerationImage and video hosting by TinyPicOne Piece; New AgeBleachKiefer UniversityPandora: Shin SeikiSurvival PokerTo Aru Majutsu no Index Rolcrear foroAmaranthBleach: Shadow Of SeireiteiCrear foroCrearFairy Tail SekaiEl ultimo cosmosDark Carnival
Fairy Tail The World ha sido configurado y codificado por {Shoei}/Raijin Bishamon para éste mismo foro. Todos los derechos reservados. Éste código es especial para éste foro, por lo que no se puede distribuir, ¡respeta el trabajo ajeno! Pero si lo deseas, puedes hablar con él vía MP en ése foro o en éste mismo, y él verá si te lo entrega o no. Las imágenes fueron sacadas por internet no nos pertenecen, algunas fueron modificadas por el mismo, por lo que nos pertenece está edición a nosotros. Las imágenes fueron sacas de ZeroChan | Google | Deviantart | Weheartit
¡Muchas gracias!

Paseando por ahí

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Paseando por ahí

Mensaje por Natsu Sakagami el Sáb Sep 29, 2012 7:18 am

Era uno de esos días que uno no sabía que hacer, que uno quería quedarse todo el día en la cama, pero para mi desgracia, tenía que salir de casa, puesto que necesitaba comprar algo de comida. Los arboles tardaban en dar los frutos, y eso hacía, que algunos días, tuviera que vestirme y ir hacía la ciudad, a comprar algo de comida. Me levanté de la cama y me vestí con lo primero que vi, una camiseta azul oscuro de tirantes, unos pantalones cortos negros y unas bambas negras. Cogí mis llaves de plata y mi pistola, luego de coger eso, salí de mi casa que estaba en medio del bosque, se parecía bastante a un templo y si no fuera porque a veces iba a comprar ropa en la ciudad, seguramente tendría que vestir un kimono. Fui caminando por el bosque, que si no te lo conocías bien, te acababas perdiendo en medio de este, pero yo ya había pasado unos años allí, así que me lo conocía como la palma de mi mano. Después de haber andado bastante por el bosque, observando los arboles, el verdor de sus hojas y algunos animales como pájaros o ardillas, llegué a la ciudad.

La calle de la ciudad estaba llena de todo tipo de tiendas, habían tiendas de comida, tiendas de ropa, tiendas donde comprar llaves, etc. Me quedé sorprendido al ver todo eso, así que decidí pasear por allí antes de comprar la comida, ya que, un paseo no me haría daño ni a mi ni a nadie. Seguí paseando por la calle, estaba sorprendido al ver tantas tiendas en una misma calle, pero mas aun, de como las mujeres de allí se peleaban, tirándose de los pelos, pellizcándose, empujando, etc. para intentar conseguir unos vestidos que estaban en oferta. Tras ver eso, pensé que a veces las chicas de ciudad daban mucho mas miedo de lo que había oído. Seguí paseando por la calle mientras oía como los mercaderes intentaban llamar la atención para llamar a los clientes, había uno que incluso hacía malabares con la carne, eso si que era raro, había ido a la ciudad alguna que otra vez, pero esta era la primera vez en la que veía tantas locuras. Paré de andar y me paré delante de una pequeña tienda de frutas, no tenía nada de especial, simplemente era como las demás tiendas de la calle, así que entré, pagué unos cuantos plátanos, unas naranjas y unos melocotones con el dinero que me había dejado mi abuelo antes de morir. Salí de la tienda con una bolsa en la cual llevaba la fruta que acababa de comprar y seguí paseando por la calle, no tenía mucha prisa por volver, así que pasear un poco por la ciudad, no me haría daño.

Debía de haber andado ya, como unos treinta minutos o una hora, pero no me paré hasta que vi una tienda de ropa. No tenía mucha ropa en casa, así que pensé comprar algo de ropa en aquella tienda mientras entraba en ella. Vi una camiseta negra con el estampado de un dragón chino rojo y unos pantalones cortos negros con estampados de llamas, no dude mucho en cogerlos y irme a probar la ropa, pero, justo cuando entré en el vestidor, vi a una chica que se estaba quitando la falda, salí rápidamente de ese vestidor y entré en otro, a la chica no le dio ni tiempo de chillar, puesto que solo fueron diez o cinco segundos. Me probé la ropa en otro vestidor, al parecer me iba bien, y no solo eso, también me quedaba bien esa ropa. Salí del vestidor y le pagué la ropa a la dependienta, entonces, salí de allí y volví a seguir paseando.



Natsu Sakagami
Rango C
Rango C

Mensajes : 53
Localización : cualquier sitio donde hayan animales ^^

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Paseando por ahí

Mensaje por Zero el Lun Oct 01, 2012 9:13 am

Era el típico dia apagado en el que la pereza invadia el cuerpo de cualquier persona que se hubiera levantado a esas tempranas horas de la mañana. Una suave brisa removia las hojas que encontraba a su paso y hacia ondear mi pelo con suavidad. La ciudad de Magnolia se veia ya muy cerca. Dos semanas de trayecto habian llegado a su fin. La ciudad se alzaba ya a mis pies.
- Así que esto es la gran ciudad de Magnolia...-dije mientras una ráfaga de aire removia mi pelo y mis anchas mangas.

Con paso lento y relajado empezé a adentrarme en las anchas y abarrotadas calles de Magnolia. Me sentia un completo extraño en ese lugar. Marabuntas humanas de gente, vestida a la última moda, hacian que un solitario y tradicional espadachín contrastara demasiado. La gente se detenia a mirarme, observaban con incredulidad la negra vaina de Kageki. Senzillamente me limitaba a ignorar sus miradas y sus comentarios. Intentando huir de todo aquel gentio, volteé en una esquina... Había llegado a la calle principal de la ciudad. Ambos lados de la enorme calle estaban ocupados por tiendas de magia, puestos de comida, armerias,... Seguí andando como si nada hasta que al lado opuesto de la calle vi una tienda de ropa. Si iba a instalarme en Magnolia tendria que comprarme algo de ropa. Ir siempre con mi traje no me ayudaria a pasar desapercibido. Me abrí paso entre mujeres "asesinas" que intenaban entrar en algunas tiendas y me planté frente a la entrada de la tienda. Escondí bajo el traje a Kageki por si no estaban permitidas las armas en aquella tienda y entré a ver que ropa habia allí. Tras observar todo lo que habia me compré unos pantalones, unas cuantas camisas y camisetas junto con un jersey morado. Tras pagar al dependiente salí de la tienda con mi mala suerte habitual, tropezé y caí sobre un joven muchacho que tambien estaba saliendo de la tienda. Ambos caimos al suelo haciendo un gran estrépito. Me levanté velozmente y le tendí la mano al joven:
- Lo siento muchísimo... Estás bien??

Zero
Rango D
Rango D

Mensajes : 16
Edad : 23
Humor : ... Morir...

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Paseando por ahí

Mensaje por Natsu Sakagami el Lun Oct 01, 2012 10:48 am

Justo cuando salí de la tienda, me choqué con un muchacho, algo mas alto que yo, con el pelo violeta y con cola de caballo. -Si, si que estoy bien ¿y usted?- Le respondí a la pregunta que me hizo y luego yo le hice otra pregunta. Me levanté después de eso y me presenté a aquel chico mientras le tendía la mano. -Soy Ryu Sakuraba, mucho gusto, ¿como se llama usted?- Le pregunté al chico tratándolo de usted, mi familia me había enseñado a ser generoso y amable con la gente, fueran quienes fueran, también me enseñaron a no guardarle rencor a nadie. Observé como las chicas se seguían peleando por la ropa de las tiendas, eso parecía una jaula de animales salvajes, entonces, observé al chico y le dije. -¿Eres nuevo también? si es así, podría enseñarte lo poco de la ciudad que me conozco.- Solo le pude decir eso, puesto que, solo me conocía un poco trozo de la ciudad, me conocía solo un bar, una tienda de fruta, una tienda mágica y el gremio, nada más, lo justo para alguien que vivía en una casa en el frondoso bosque.

Le indiqué al chico que me siguiera, no era de esas personas que cogían del brazo a alguien y lo arrastraban, llegamos hasta un pequeño bar, entramos y nos sentamos en una mesa. El bar era como cualquier otro, tenía una barra, un mesero bastante apuesto, rubio, pelos azules y un uniforme de mesero, unas cuantas mesas, eran diez o seis y cuatro sillas por mesa, las paredes del lugar eran de un rojo oscuro, igual que el suelo, el techo era negro y habían algunas ventanas que iluminaban el lugar, las sillas eran marrones y las mesas blancas. Vino un chico de pelo negro, ojos negros, una camisa blanca, unos pantalones negro y unos pantalones negros. -¿Que desean los señores?- Nos preguntó amablemente, no parecía malo, aunque bueno, no era de esos que juzgaban por las apariencias. -Ponme lo que quiera él.- Le dije con una sonrisa al chico mientras señalaba al chico de pelos violetas, ahora faltaba que el otro chico pidiera, así que esperé a ver que era lo que pedía él.

Observé al chico, entonces fue cuando le pregunté directamente al notar que tenía una espada escondida en su traje. -¿Para que llevas una espada?- Le pregunté con una sonrisa, quizás era mago, o quizás un asesino, hasta un violador que amenazaba con la espada, pero bueno, eso dependía de lo que me contestara el chico. Yo llevaba una pistola encima, la llevaba detrás, colgada del cinturón de mi pantalón, al lado de mis llaves y bueno, entonces fue cuando volví a hablar preguntándole algo mas personal. -¿Porque viniste a Magnolia?- Le pregunté, aunque si yo sabía porque había venido él a Magnolia y él no sabía porque yo había venido aquí, no lo vería justo, así que decidí contarle el porque yo vine aquí. -Yo no vine exactamente, simplemente, mi casa está en un bosque cerca de aquí, y además, soy de Fairy Tail, pero no estoy siempre en el gremio como la mayoría, si no que estoy en mi casa, tengo que cuidar de mi familia que son los animales del bosque.- Le dije con una sonrisa, quizás me hacía pesado cuando empezaba a hablar, pero era para no tener un silencio que te aburría.



Natsu Sakagami
Rango C
Rango C

Mensajes : 53
Localización : cualquier sitio donde hayan animales ^^

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Paseando por ahí

Mensaje por Zero el Lun Oct 01, 2012 2:09 pm

El chico se levantó y me dijo que estaba bien. Me dijo que se llamaba Ryu Sakuraba. Me preguntó mi nombre hablándome de usted. Aquel traje me hacia parecer más viejo... Solté una sonora carcajada. Cuando terminé de reir le dije:
- Yo soy Kamui, Kamui Gakupo. No me llames de usted muchacho que tampoco soy tan viejo.
Observé con mirada seria a quel chico. Era varios años más joven, le sacaba varios centímetros y algunos quilos. Parecía una persona amable. Me dió más esa sensación cuando se ofreció a enseñarme el lugar.
- Sí, estaría genial.-le dije con un tono más agradable- No conozco ningún lugar.
Me indicó con un gesto que le siguiera. Así lo hice, me condujo a través de diversas calles hasta un pequeño bar. Era un lugar bastante acogedor. Nos sentamos en una mesa y un mesero de cabellos negros nos preguntó que queriamos tomar. Ryu dijo que tomaria lo mismo que yo. Miré al camarero con una mirada seria y le dije:
- Yo tomaré una copa de sake, del fuerte por favor. Pero creo que mi acompañante no tiene edad para beber todavia. Que el decida que quiere tomar.
Miré al chaval con gesto serio. Me dí cuenta de que tenia puesta la mirada en la funda de Kageki. Pocos segundos después me preguntó con una extraña sonrisa el porqué llevaba mi espada. Cerré los ojos y puse la mano sobre la empuñadura de Kageki mientras pensaba una respuesta adecuada para explicarle que era mago. No habia logrado formular ninguna respuesta cuando me volvió a hacer una pregunta. Ahora queria saber que me llevaba a Magnolia. Aquello me facilitaba la tarea de responderle. Pero cuando iba a responderle empezó a contarme su historia... el estaba en el "gremio". Mejor todavía. Le miré con esa mirada seria con los ojos entrecerrados que solia poner al tomarme algo con seriedad.
- Ahora si me dejas hablar... -le sonreí, no lo decia con mala intención, aquel chico me caia bien- Llevo esa espada porque uso mi magia con ella.-desenvainé a Kageki dejando a la vista su filo de acero de color gris oscuro- Y sí, soy un mago. Vine a Magnolia para cumplir el último deseo de mi maestro. Unirme a Fairy Tail, creo que nos veremos muy a menudo Ryu. Hasta podriamos formar un equipo...
Le dediqué una pequeña sonrisa mientras apoyaba los codos sobre la mesa y mi cabeza sobre la palma de mi mano derecha. Puse esa expresión seria otra vez mientras le decia:
- Ya me preguntarás luego, pero ahora no hagas esperar a este pobre hombre.
Le señalé con mi mano libre al pobre mesero que seguia esperando las indicaciones de Ryu. Desvié mi mirada hacia el joven de cabello negro.
- Diculpa a mi amigo, se emocionó y olvidó donde estaba. Culpa mia... Sumimasen...

Zero
Rango D
Rango D

Mensajes : 16
Edad : 23
Humor : ... Morir...

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Paseando por ahí

Mensaje por Natsu Sakagami el Mar Oct 02, 2012 11:07 am

Vaya, también era un mago de Fairy Tail, eso si que no me lo esperaba, me dijo que incluso podríamos formar un equipo, pero, directamente le dije. -Lo siento, pero preferiría esperar a encontrar una persona tan fuerte como yo, esto, no es que sea creído ni nada de eso, simplemente, quiero que tenga la misma fuerza que yo, porque si es mas fuerte, solo le sería un estorbo.- Le contesté amigablemente intentando no empezar una pelea y entonces, aunque ya me lo había dicho Kamui, me di cuenta de que el joven del pelo negro aun estaba esperando a que le dijera que era lo que quería tomar. -Quiero solo un vaso de agua, perdona por hacerte esperar tanto.- Le dije mientras le sonreía y esperaba a que nos trajeran lo pedido, mientras, empecé a hablar para que no me matara el aburrimiento. -Antes has dicho que era con tu espada con la que usabas tu magia ¿que clase de magia es?- Le pregunté, tenía curiosidad por saberlo, además de que quería hablar de algo.

-Yo uso dos tipos de magia, una de apoyo y también soy un mago estelar.- Le dije mostrando mis dos llaves de plata con una sonrisa, luego las dejé al lado de mi pistola colgadas del cinturón. No pasaron mas de dos segundos para que le volviera a preguntar. -¿Que es el sake?- Una pregunta algo extraña quizás, y era normal, puesto que, yo vivía en el bosque, no sabía muchas cosas, solo lo justo y lo que me enseñaron mis abuelos, no sabía que era el sake, pero al parecer, era una bebida que solo podían tomar los mayores de una cierta edad. Nos trajeron lo que pedimos, fue el mismo chico del pelo negro el que lo trajo y luego se fue. En efecto, el sake era una bebida, solo de oler el sake, empecé a sentirme extraño, algo me decía que a lo mejor, no había sido muy buena idea oler el sake.

Me levanté y empecé a estirarle de los pelos a Kamui mientras le preguntaba. -¿De verdad son reales estos cabellos violetas?- Definitivamente, ese no era yo, solo de oler ese sake empecé a comportarme de esa forma extraña y que me gustaba poco, entonces, de repente, cogí y le lamí el cuello a Kamui, para después mencionar. -Tienes un sabor malo.- Ahora ya no sabía ni de que hablaba, luego me levanté y le hice lo mismo al chico del pelo negro y al del pelo rubio. -Ellos si que tienen un buen sabor.- Dije mientras me volvía a sentar, definitivamente, la culpa de mi comportamiento era del sake, no pensé que una simple bebida, con solo olerla, te haría eso, entonces saqué mi pistola y dije claramente. -Creo que amenazaré a los dos chicos que tenían un buen gusto y los violaré.- Vale, esto ya estaba fuera de control y no sabía como hacer para parar de hacer eso, era insufrible y estaba deseoso de que alguien hiciera algo para que volviera a la normalidad. "¿Violar, en serio, hasta donde va a llegar esto?" me pregunté a mi mismo, puesto que, era alguien amable y amistoso, no alguien que violara a los demás, simplemente porque me gustara el sabor de su cuello.



Natsu Sakagami
Rango C
Rango C

Mensajes : 53
Localización : cualquier sitio donde hayan animales ^^

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Paseando por ahí

Mensaje por Zero el Miér Oct 03, 2012 9:20 am

El chico pidió un vaso de agua y el joven mesero se apresuró a traernos nuestros pedidos. Ryu todavía con esa sonrisa imborrable, volvió a su ráfaga de preguntas. Esta vez quería saber que tipo de magia era la mia... Al parecer, estaba intrigado por la función de Kageki en ella. Como en las anteriores ocasiones, no tuve tiempo siquiera de formular mi pregunta, volvió a adelantarseme y me contó que el usaba dos tipos de magia. Usaba magia de apoyo y de espíritus, acto seguido me mostró dos llaves plateadas de las que se usaban para convocar a esas criaturas. Entonces me asaltó la primera duda sobre aquel muchacho... ¿Por qué llevaba una pistola en el cinturón? Esa duda se desvaneció cuando mi sake bien calentito apareció en manos del mesero. Me dejó el peculiar reciepiente, humeante, en frente mio. El olor de ese sake ya me hacia deducir que me habia puesto una auténtica bomba de alcohol. Entonces, de sopetón, Ryu me preguntó que era el sake. No sabia como explicarle a alguien que era el sake... era de esas cosas que son tan senzillas que no sabes como explicarlas. Sin esperar a mi pregunta, ví como el chico acercaba su cara hacia la humeante bebida y por sus fosas nasales entró el vapor del sake.
- Cuidado, es algo fuerte...-le dije a modo de advertencia.
Mi advertencia fue en vano, la expresión facial de aquel chico ya habia cambiado por completo. Tenía la absolita certeza de que jamás habia probado una gota de alcohol. Con un movimiento rápido se echó hacia delante y me cogió con violencia los cabellos. Estaba bajo los efectos del alcohol, sino no sabia como afrontar su pregunta de si el color de mis cabellos era verdadero.
- Ryu, siéntate y respira hondo... -le dije con un tono suave.
Lejos de hacerme caso, me lamió el cuello dejándomelo lleno de babas. Al parecer sabia mal, todo lo contrario de los dos pobres meseros que ahora estaban siendo amenazados con una pistola por el simple hecho de "saber" bien. Solté un bufido a la vez envainaba a Kageki otra vez. No era cuestión de destrozar aquel lugar. Con un rápido movimiento rodé por encima de la mesa y con mi pie derecho golpeé la mano de Ryu. El golpe fue lo suficientemente fuerte como para que soltara la peligrosa pistola. Cuando caí al suelo aproveché para propinarle una patada a la pistola, enviandola lejos de su alcance, unas mesas más alla. Con un salto me me puse en pie y enposición de batalla esperando la respuesta de Ryu a la vez que decia a los meseros:
- Aléjense, esto podria ponerse algo complicado.
No sabia que esperar de Ryu, todavia menos, estando en ese estado.

Zero
Rango D
Rango D

Mensajes : 16
Edad : 23
Humor : ... Morir...

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Paseando por ahí

Mensaje por Natsu Sakagami el Jue Oct 04, 2012 10:45 am

Por alguna extraña razón, invoqué a Byakko en ese mismo lugar. -Byakko, deja inconsciente a ese hombre.- Le dije mientras señalaba a Kamui. Byakko rápidamente, creo una ráfaga de viento que rompió los cristales e hizo que estos se fueran a clavar en Kamui. Mientras, fui a buscar la pistola y me la guardé en el mismo lugar de siempre, entonces, de repente chillé. -¡Violación de pingüinos, violación de pingüinos!- No sabía que demonios chillaba, solamente se que eso fue algo bastante raro. Byakko no paraba de lanzarle los trozos de cristales rotos a Kamui con sus ráfagas de viento y mientras yo, volvía a decir. -¡Violación de pingüinos, violación de pingüinos!- Eso empezaba a ser algo molesto, sobretodo, porque no habían pingüinos allí. Byakko seguía haciendo lo mismo y de golpe volví a decir. -¡Violación de pingüinos, violación de pingüinos!- Eso, de verdad, ya era bastante pesado, y por si no fuera poco, ahora lo dije señalando a los camareros.

Definitivamente, ese no era el yo de siempre, yo nunca decía cosas tan raras, y no tardé mucho en volver a saltar diciendo otra tontería. -¡Quiero galletas con sabor a galletas!- Eso si que no me lo esperaba, aunque, bueno, al menos no era como lo de los pingüinos. Empecé a besar a uno de los camareros, al peli negro para ser mas exactos, mientras Byakko mantenía entretenido a Kamui. El camarero del pelo negro cayó al suelo por el shock. El rubio, se alejaba de mi, mientras yo lo miraba con una de esas miradas que miran los glotones a la comida. Me tiré sobre el rubio y lo besé en los labios, este también cayo al suelo de tal shock. -Que buenos están.- Odiaba comportarme así, y lo peor, no sabía como parar.

Ágilmente, mientras Byakko seguía jugando con Kamui, y por alguna extraña razón, cogí mi pistola y apunté la cabeza de Kamui con ella. -Serás mi...- Antes de que pudiera acabar la frase, kirara salió de su llave sin mi permiso y me estampó contra la pared con sus dos colas, dejándome inconsciente. Cuando me desperté, dije algo mas extraño aún. -¡Una violación de galletas!- Ni idea de lo que estaría soñando, pero desde luego, muy normal no sería, lo próximo que hice después de eso fue acercarme a Kamui. -Disculpa mi comportamiento.- Le dije con una sonrisa aun después de haberme cargado medio bar con Byakko. Me acerqué a los dos camareros, los cuales, parecían que aun estaban en shock. -Perdonad mi comportamiento, no se que me paso, todo fue por culpa de ese olor.- Me intenté disculpar con los dos camareros y entonces hice que Byakko volviera.



Natsu Sakagami
Rango C
Rango C

Mensajes : 53
Localización : cualquier sitio donde hayan animales ^^

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Paseando por ahí

Mensaje por Zero el Jue Oct 04, 2012 12:09 pm

La expresión de Ryu rondaba entre la de alguien ebrio y la de alguien totalmente loco. Con una de sus llaves invocó a un espíritu con forma felina. Cuando me pude dar cuenta, una lluvia de cristales rotos volaba en dirección hacia mi. Me sabia mal por el dueño del local pero tiré la mesa al suelo y me parapeté tras ella. Las astillas de la madera saltaban cuando los cristales se clavaban en ella. Debia acercarme a Ryu, por eso, agazapado tras la mesa, empezé a deslizar esta por el suelo. La pesada mesa se deliszaba con dificultad y por si no fuera poco, debia vigilar de no exponerme a esos afilados cristales. Cuando habia recorrido varios centímetros oí como Ryu empezaba a gritar, asomé lo menos posible y pude ver como cogia su pistola. Cuando un cristal pasó peligrosamente cerca de mi cara me volví a esconder tras la mesa a la vez que gritaba:
- ¡Mierdaaaaaaa!
Me pusé de cuclillas y empujé con más fuerza la mesa hasta acercarme suficiente a ese espíritu que Ryu habia convocado. Entre el ruido de los cristales y el de la mesa al rozar con el suelo no podía entender las locuras que Ryu gritaba a pleno pulmón. Con ese nuevo movimiento me acerqué en poco tiempo al espíritu que Ryu habia convocado. Dí un último y fuerte empujón a la mesa, dejándola varios centímetros delante mia. Me levanté y mientras varios cristales rasgaban mi traje y dejan finos rastros rojos al peinar mi rostro usé la mesa como trampolín para saltar sobre aquel espíritu llamado Byakko. Durante la caida golpeé con mi zapato la cabeza del espíritu que se vió obligado a detener su tornado de destrucción. Pero habia olvidado a Ryu y su pistola, que ahora me apuntaba directamente a la cabeza. Estaba preparado para empezar a rodar en un intento de evitar el problema cuando ví como uno de los espíritus de Ryu salió de su llave y le aplastó con violencia contra una pared.El chico cayó inconsciente, como los dos camareros que estaban uno al lado del otro, tendidos en el suelo.
- Madre del amor hermoso... Que caos más bello... pero mi sake...- susurré mientras veia como mi pedido se habia derramado donde antes estaba la mesa.
Los dos meseros se fueron levantando, primero el moreno y luego el rubio. Me disculpé con ambos por el caos producido. Los dos estaban todavia en un extraño estado de shock. Unos minutos después Ryu despertó soltando un grito que no llegué a comprender. No sabia si estaba en el mismo estado que antes asi que desenvaine a Kageki, esta vez dispuesto a usar mi magia. Pero cuando oí como se disculpaba conmigo y luego con los afectados camareros pude volver a envainar la espada... Ryu volvia a estar en un estado más normal.
- No te preocupes, no ha pasado nada...-le dije en tono amable intentando restarle importancia a los destrozos que habia hecho- Pero... me debes unas costuras. Esto no se arregla solo. ¡Jajajaja! -le señalé las mangas llenas de cortes de mi traje.
El pobre muchacho no tenia ninguna culpa de los sucedido asi que me dirigí a los dos meseros.
- Disculpen a mi amigo, no fui capaz de detenerle... Aquí tienen mi dirección y mi nombre. Vendré a trabajar para arreglar los desperfectos.-les dí un papel a los dos jovenes donde estaba escritos mi nombre y la calle donde vivia.

Zero
Rango D
Rango D

Mensajes : 16
Edad : 23
Humor : ... Morir...

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Paseando por ahí

Mensaje por Natsu Sakagami el Vie Oct 05, 2012 11:16 am

Menos mal, volví a la normalidad, no me gustó nada estar en ese estado, suerte que Kirara, era un buen espíritu y supo como pararme. Invoqué a Byakko allí otra vez, pero no con intenciones de luchar, mas bien, porque podía ayudarme a reparar las ventanas, aunque solo fuese temporal. Ordené a Byakko que con su viento pusiera en su sitio todos los cristales rotos, sin pensar que podría herir a Kamui, entonces, cuando se mantenían juntos con la ráfaga de viento, cogí un celo y los enganché todos con el celo, eso aguantaría bastante si nadie golpeaba el cristal. -Por cierto, gracias por jugar con Byakko, Kamui.- Fue lo que le dije con una sonrisa, porque era verdad, aunque no sabía que eso a veces hacía enfadar a la gente, pero que mas daba ahora mismo, no importaba nada, además, no creía que por eso Kamui quisiera empezar una pelea contra Byakko.

Pero, bueno, quería ver como era de fuerte Kamui, así que directamente, le dije a Kamui mientras le sonreía. -¿Podrías seguirme?- Salí del bar esperando que Kamui me siguiera, algo que no solo esperaba, también lo quería. Llegué hasta una gran plaza, en la cual, no había nadie, los edificios eran viejos y antiguos, no pasaba nadie por ahí. Byakko estaba a mi lado, no quise girarme para comprobar si Kamui estaba detrás de mí, solo dije lo siguiente. -¿Podríamos luchar para ver como eres de fuerte?- Quería ver si de verdad me serviría tener un compañero como él, además, de que quería entrenar y ver como podía llegar a ser de fuerte, aunque no me gustara pelear, pero tenía que entrenar si quería proteger a mi compañero y hacerle de apoyo.

Esperé pacientemente a ver lo que respondía el chico, que ni siquiera sabía si se encontraba allí, pero no era de esos que se preocuparan mucho, así que no hice nada más que volver a hablar. -¿Que me dices?- Estaba algo emocionado, sería la primera vez que entrenaría con alguien, además, era de mi mismo gremio, la cosa no podía mejorar mas, tampoco empeorar, así que rápidamente me giré y hice que Byakko se pusiera en posición de ataque, a la vez que yo también lo hacía.



Natsu Sakagami
Rango C
Rango C

Mensajes : 53
Localización : cualquier sitio donde hayan animales ^^

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Paseando por ahí

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.